Fórum Europa con el coordinador general del PP

Maíllo critica que Puigdemont esté “internacionalizando el ridículo” desde Bruselas

Patrocinado por         

MADRID, 7 de noviembre. El coordinador general del Partido Popular, Fernando Martínez-Maíllo, criticó este martes en el Fórum Europa que el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont esté “internacionalizando el ridículo” desde Bruselas y destacó que debería ser “valiente” para aclarar ante el juez qué votaron los independentistas el día que debatieron en el Parlamento catalán la resolución independentista de Junts Pel Sí y la CUP.

Martínez-Maíllo sostuvo en un desayuno organizado por Nueva Economía Fórum que “nadie cree” a Puigdemont porque “es evidente que está en Bélgica para intentar sustraerse de la actuación judicial”.

Defendió en este encuentro informativo, al que también acudió la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que “no existe impunidad en Europa” y mostró el convencimiento del Partido Popular de que este proceso judicial acabará “como tiene que acabar”, con Puigdemont respondiendo ante la Justicia por su hoja de ruta soberanista.

“Estoy convencido de que al final tendrá que acabar teniendo que responder a todas las decisiones contrarias a la Constitución en este proceso que ha contribuido a dividir la sociedad catalana”, afirmó.

Cargó contra la actitud de Puigdemont y le dijo que “no le va a servir de nada” eludir la acción judicial y esperó que él y los exconsellers sean “igual de valientes” para responder ante la Justicia de la misma forma que cuando declararon la independencia en el Parlament.

Con todo, reivindicó el papel “útil” del PP en estos comicios autonómicos porque “la alternativa constitucionalista en Cataluña pasa por el PP” al representar “parte de la solución” al conflicto catalán y ser una formación que es “un valor seguro”, que “siempre ha estado ahí a las duras y a las maduras”.

Subrayó que, aunque en España “no están condenadas ni sancionadas las ideas” sino los hechos, recalcó que “no hay urnas que conviertan en verdad lo que es mentira” y tampoco hay urnas, defendió, “que exoneren de responsabilidad los comportamientos ilegales”. Señaló además que no cabe “imponer” la independencia porque “por mucho programa electoral que prometan” los independentistas “no es un tema solo de legalidad, sino de legitimidad”.

Con todo, defendió que con el artículo 155 de la Constitución “no se ha intervenido” Cataluña, sino que se ha “garantizado” la viabilidad de la comunidad, al referirse a que la aplicación de este precepto constitucional “ya está frenando de alguna manera la fuga de empresas”.

Pidió no confundir la “prudencia” de Rajoy con la inacción. “No es lo mismo”, manifestó Martínez-Maíllo, que destacó que el jefe del Ejecutivo no se haya dejado llevar “ni por las prisas ni por las presiones” en este sentido.

EL DIÁLOGO MÁS “AMBICIOSO” DESDE LA TRANSICIÓN
El ‘número 3’ de Génova ensalzó que el Gabinete de Mariano Rajoy esté protagonizando “la agenda de diálogo más ambiciosa de la historia desde la Transición” que ha permitido encauzar un Ejecutivo “estable” desde la investidura del presidente del Gobierno con “importantes negociaciones” como las de las cuentas públicas de este año y con el objetivo puesto en el asunto presupuestario para 2018. También con el entendimiento con PSOE y Ciudadanos en el conflicto catalán.

“No podemos caer en la autocomplacencia ni queremos. No sería en ningún caso acertado”, dijo, porque uno de los objetivos de los populares “es no desandar lo andado” y “no contrareformar las reformas que han dado resultados en materia económica”.

Precisamente, defendió que el Gobierno ha sabido dar una respuesta “adecuada”, “prudente” y “eficaz” a las “amenazas” más relevantes a las que se ha enfrentado su gabinete, que son la crisis económica y el problema secesionista.

Dijo también que las pensiones representan uno de los “grandes temas” de la legislatura “de presente y de futuro” que se abordarán en la comisión competente del Congreso de los Diputados.

Por último, sobre la maternidad subrogada admitió que en el PP continúa sin haber una posición “clara y contundente” y demandó sentarse en la misma mesa con el resto de formaciones para debatir una vía a este asunto. “Al ser un tema profundamente complejo lo mejor es sentarse a hablar entre todos y dejar la posición partidista” de cada uno, manifestó.

Evento relacionado: 

Galería