Amaya Fernández, Candidata por el PP a Diputada General de Bizkaia en Tribuna Euskadi

Los vizcaínos deberán elegir el 26-M entre el “conformismo” del PNV o un “nuevo camino de mayoría social”

Bajo el mecenazgo de     

BILBAO, 20 de mayo. La candidata del PP a diputada general de Vizcaya, Amaya Fernández, manifestó este lunes en el ‘Fórum Europa. Tribuna Euskadi’ que los habitantes deberán decidir en las elecciones del próximo domingo entre el “conformismo” actual del PNV o un “nuevo camino de mayoría social” que construya “un puente para abrir al mundo” el territorio “y no para construir muros independentistas”.

Durante su intervención en este acto organizado en Bilbao por Nueva Economía Fórum, en el que también participaron los otros candidatos del partido a diputados forales en Álava y Guipúzcoa, Fernández abogó por que Vizcaya recupere las “posiciones de liderazgo” que bajo su punto de vista se han perdido a lo largo de cuatro décadas de gestión nacionalista.
 
“Hay que recuperar nuestra identidad, la de los vizcaínos”, alegó Fernández, que denunció que la población recibe demasiadas “dosis de autocomplacencia” por parte de la institución foral. En este sentido, recordó que Vizcaya “lidera la tasa de paro en Euskadi”, y que Bilbao “es la capital vasca con mayor tasa de desempleo”. Vizcaínos son también 14 de los 20 municipios vascos con más desempleo. “Son datos muy relevantes que encienden las luces de alarma”, declaró la popular, que añadió que la Diputación “se parece cada vez más a un mal banco”, pues “presta el paraguas cuando hace bueno y lo pide cuando empieza a llover”.
 
La conservadora subrayó que “si por algo es reconocible” Vizcaya es “por organizar partidos de rugby y conciertos” cuando existen otros problemas, entre los que citó que sea el territorio “con menor porcentaje de población ocupada en el sector industrial” y que tenga el PIB per cápita más bajo. 
 
Por ello, manifestó que los vizcaínos deberán elegir el 26-M entre el “conformismo” del PNV o el camino de “mayoría social” que propone su partido. Un proyecto que “siente ilusión, que no tiene miedo para afrontar el futuro” y que sabe que la historia de Vizcaya debe ser “un puente para abrir al mundo” el territorio “y no para construir muros independentistas”.
 
Entre otras medidas, la popular hizo hincapié en la necesidad de impulsar el emprendimiento en Vizcaya para que los jóvenes “no se tengan que marchar” a otras comunidades autónomas como la de Madrid. Además, defendió la creación de un centro de innovación gastronómica semejante al Basque Culinary Center de Guipúzcoa.
 
Por otro lado, Fernández informó de su intención de seguir trabajando para llevar la red de metro a zonas a los vecinos de las zonas de Bilbao como Recalde u otros puntos como Galdácano.
 
La popular defendió también una nueva reforma fiscal “centrada en las personas”. En este sentido, apostó por realizar deducciones de 200 euros por mes y niño para ayudar a las familias en la educación hasta los tres años; así como por realizar otra reducción máxima de 200 euros al año y por niño para la financiación de los libros de texto.
 
El acto de este lunes fue presentado por el vicesecretario de Economía del PP de Vizcaya, Iñigo Marco, quien advirtió de que aunque el crecimiento del País Vasco es “razonablemente bueno”, existen “señales de desaceleración”. En este sentido, reclamó más apoyo a la iniciativa privada, “la principal fuente de creación de empleo”, y emplazó a las instituciones a dejar de “compararse con las medianías” y a ser más exigentes para exigir un “futuro exitoso”.

Galería