La portavoz de CS en El Senado y en el Parlament de Cataluña en NEF Online

Lorena Roldán llama a frenar al nacionalismo en Galicia

Mecenas Asisa, Cabify y socio tecnológico Microsoft

30 de junio de 2020. La portavoz nacional de Ciudadanos y de esta formación en el Parlamento de Cataluña, Lorena Roldán, llamó desde 'NEF Online' a frenar al nacionalismo en Galicia en las elecciones autonómicas del próximo 12 de julio.

En un encuentro informativo telemático organizado por Nueva Economía Fórum con la candidata de Ciudadanos a la Presidencia de la Xunta de Galicia, Beatriz Pino, Lorena Roldán intervino para alertar de que la “amenaza” del nacionalismo existe también en Galicia.

“En Cataluña sabemos muy bien de lo que hablamos”, subrayó, porque llevan años sufriendo “proyectos separatistas” por parte de un nacionalismo que es “insaciable” y que nunca se conforma “con nada”. 

Denunció, en ese sentido, que la mesa de negociación entre el Estado y la Generalitat de Cataluña no es de diálogo, sino “de chantaje”, porque “unos exigen y otros claudican”, y además es “una vergüenza” en un momento de tantas necesidades sanitarias, económicas y sociales.

Beatriz Pino aseguró que ella ve “con temor” lo que Lorena Roldán denuncia desde Cataluña porque “puede pasar en Galicia”, y aseguró que en muchos gallegos genera “mucha incertidumbre” ver a nacionalistas y populistas “entenderse tan bien” y con posibilidades de formar “una pinza”.

Alertó, además, de que el bipartito con esa combinación en Galicia ya “dejó las arcas públicas saqueadas” y ahora supondría una “nefasta gestión” para los ciudadanos gallegos.

En respuesta a una pregunta sobre el actual Gobierno y la responsabilidad de Ciudadanos por no haber pactado con el PSOE en la anterior legislatura, Lorena Roldán reiteró que fue Pedro Sánchez el que no quiso ningún acercamiento con Ciudadanos. Recordó el “con Rivera no” de la noche electoral y denunció la “gran irresponsabilidad” de Sánchez por rechazar incluso compromisos sencillos que eran “el ABC de cualquier demócrata” y rechazar después también la “vía Arrimadas” para un Gobierno constitucionalista que evitara acuerdos con Podemos y nacionalistas.