Segunda Jornada del Encuentro Financiero 2008

Las cajas piden al Gobierno que "acelere" el proceso de inversión productiva para "salir antes del ciclo"

Con el patrocinio de BT y OHL

MADRID, 23 de mayo. Las cajas de ahorros pidieron hoy al Gobierno que "acelere" el proceso de inversión productiva para alcanzar un nuevo modelo de crecimiento que permita "cambiar y salir antes del ciclo". Así lo señaló el director general de Caja España, José Ignacio Lagartos, en su intervención en el Encuentro Financiero 2008, organizado por Nueva Economía Fórum, quien subrayó que ese nuevo modelo de crecimiento "ayudaría" a salir de las turbulencias actuales.

No obstante, afirmó que las cajas están "realizando fortísimas provisiones" para hacer frente a la desaceleración. "Partimos de una situación española positiva, no sólo para el sector financiero, sino porque el Estado ha tenido un superávit, por lo que pedimos a nuestro Gobierno que acelere ese proceso", señaló.

Por su parte, el director general de BBK, Ignacio Sánchez- Asiaín, aseguró que las turbulencias "se han convertido ya en un huracán" y advirtió de que sus efectos están llegando, "hoy en día, a la economía real".

En este sentido, subrayó que "esta situación no es por las ?subprime?, sino por un periodo extremadamente largo con un exceso de liquidez y por un mercado complaciente con las primas de riesgo".

Asimismo, advirtió de que las mayores preocupaciones para las entidades son las expectativas de futuro y "el desplome de la confianza".

"El mayor condicionante de una economía son las expectativas", afirmó Sánchez-Asiaín, quien añadió que "podemos estar abocados, si esto sigue así, a algo más fuerte que una desaceleración"

En una línea similar se pronunció en este Encuentro el presidente de Cajasol, Antonio Pulido, quien afirmó que es "difícil" distinguir entre "qué parte" de los problemas actuales de la economía "tiene su origen en la parte de la oferta, en esas turbulencias financieras, y qué parte está en una moderación de la demanda ante peores expectativas y ante un endurecimiento de las condiciones de crédito".

En este sentido, Pulido advirtió de que estas circunstancias son "propias de un periodo de crisis".

Asimismo, El presidente de Caja Cantabria, Enrique Ambrosio, señaló en su intervención en las jornadas organizadas por Nueva Economía Forum los cuatro factores negativos que, en su opinión, más están afectando a las cajas.

En primer lugar subrayó la continua "puesta en duda del valor de las franquicias, especialmente de las nuestras". Asimismo, denunció que las cajas "sufrimos un escrutinio constante de nuestros ratios, como una prolongación de la desconfianza actual".

Ambrosio señaló otros dos factores, por un lado la volatilidad de los resultados que también afecta a estas entidades; y la "estrecha vigilancia" del regulador.

APERTURA DE OFICINAS

Por su parte, en el mismo foro, el presidente de Caixanova, Julio Fernández Gayoso, puso en duda el fuerte proceso de apertura de oficinas que están llevando a cabo las cajas en un contexto como el actual.

"Las cajas se están enfrentando a una serie de retos", afirmó Fernández Gayoso, quien mostró sus dudas sobre "la pertinencia de esa política de abrir oficinas". "No sé cuánto podrá durar", añadió, al mismo tiempo que recomendó "reducir" esa velocidad de apertura.

El presidente de Caja de Badajoz, José Manuel Sánchez Rojas, centró su participación en las jornadas en el análisis de la obra social de las cajas, y subrayó que "los resultados económicos crecientes" de las entidades "han permitido dotar una gran obra social".

"Para 2008 son 2.000 millones de euros lo que el conjunto de cajas de ahorro tenemos dotado" para la obra social, que, en su opinión, "es nuestra marca principal".

En este sentido, señaló que la media de aportación del sector a obra social "ha estado en el entorno del 25% del beneficio líquido". Asimismo, destacó la diversificación de esta obra social, en la que las actividades de cultura y tiempo libre siguen siendo las más habituales, con un 40% del total, "aunque está en una tendencia decreciente".

Por el contrario, la actividad que está teniendo cada vez un mayor peso en la obra social de las cajas es, según Sánchez Rojas, la asistencia social.

También en el Encuentro Financiero 2008, el director general de Corporación Caja Navarra, Juan Oderiz, subrayó la política de "banca cívica" que desarrolla su entidad y que, según explicó, se basa en "derechos para los clientes, y deberes para la caja".

En este sentido, destacó que este tipo de banca era importante antes de las turbulencias financieras, pero que "después de ese verano de 2007" se ha vuelto "imprescindible".

Evento relacionado: 

Galería