Carmen Montón en Tribuna Mediterránea

La sanidad valenciana sacará a concurso público 4.039 plazas en 2016

Patrocinado por   

VALENCIA, 12 de abril. La consejera de Sanidad Universal y Salud Pública de la Generalitat Valenciana, Carmen Montón anunció este martes en el ‘Fórum Europa. Tribuna Mediterránea’ que su departamento sacará a concurso público 4.039 plazas en 2016.

Montón explicó que para “fortalecer la sanidad pública” su consejería suscribirá este año el Pacto por la Estabilidad del Empleo en Sanidad, con el que se comprometerá a convocar una oferta de empleo público anual. La última oferta de empleo público de Sanidad en la Comunidad Valenciana fue, según recordó, en el año 2007.

“Hace nueve años que no se emplean procesos de consolidación de empleo”, recalcó Montón, que detalló que las 4.039 plazas corresponden a las convocatorias acumuladas de 2014, 2015 y 2016.

“Lo más valioso son los profesionales sanitarios”, subrayó Montón en el acto informativo organizado en Valencia por Nueva Economía Fórum, donde tuvo para ellos unas palabras de reconocimiento por su “vocación de servicio público”. “Ellos han sido los que durante todos estos años han mantenido la calidad y la dignidad del servicio público”, señaló.

Así, la consejera explicó que en julio de 2015 el servicio valenciano de empleo arrojaba unas cifras de temporalidad en el empleo del 37,5 por ciento y que el propósito del nuevo pacto es reducir esta temporalidad hasta el 25 por ciento.

Además, para complementar este fortalecimiento de la sanidad pública, Montón avanzó también un plan de inversiones en infraestructuras y equipamientos. La política socialista se lamentó de que en los últimos años estas inversiones han sufrido recortes. “Más de la tercera parte de los equipos de alta tecnología están obsoletos, cifra que si no hacemos nada aumentará al 70 por ciento en 2020”, subrayó.

Por eso, en el próximo mes de mayo su departamento presentará el Programa de dignificación de infraestructuras sanitarias, con una inversión para la legislatura de más de 330 millones de euros.

De estos 330 millones, 66 corresponden a 2016 y se dedicarán a tres áreas. Por un lado, las inversiones irán destinadas a pediatría, neonatología y urgencias, departamentos que Montón calificó como “históricamente olvidados”. También se destinará otra partida a la modernización tecnológica de equipos y a la sustitución de sistemas energéticos por otros más eficientes y menos contaminantes, además de la inversión en sistemas de información y comunicación.

En tercer lugar, se realizarán obras de renovación, ampliación y mantenimiento de infraestructuras sanitarias “insuficientes, obsoletas y no adaptadas a la diversidad funcional”.

Evento relacionado: 

Galería