Foro de la Nueva Comunicación con doña Gabriela Cañas, Presidenta de la Agencia EFE

La presidenta de EFE pide "más dinero" a la Sepi para afrontar los 10 millones de pérdidas anuales

Bajo el mecenazgo de    

MADRID, 12 de enero. La presidenta de la agencia estatal de noticias EFE, Gabriela Cañas, pidió en el Foro de la Nueva Comunicación "más dinero" a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi), su única accionista, para afrontar los 10 millones de pérdidas anuales y afrontar la renovación tecnológica que precisa.

Cañas protagonizó este desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum, al que también asistieron la presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxel Batet; la fiscal general del Estado, Dolores Delgado; así como los ministros de Interior, Fernando Grande-Marlaska, y de Agricultura, Luis Planas; y el vicesecretario de Comunicación del Partido Popular, Pablo Montesinos, entre otras personalidades.
 
La presidenta de EFE reconoció que la agencia "está infra financiada" y que tiene que asumir la puesta en marcha del Plan Estratégico, así como la renovación de perfiles profesionales.
 
"Necesitamos mucho dinero", aseveró, para afrontar los cambios que precisa la entidad informativa, pero agregó que "al Estado tampoco podemos pedirles más", por lo que explicó que apostarán por "la nueva enseña EFE Comunica", que buscará el patrocinio de las grandes empresas para organizar actos informativos con interés periodístico y tener nuevos ingresos, además de los que provienen de los abonados.
 
Cañas también explicó que la renovación de los perfiles profesionales, por periodistas más jóvenes y preparados en el manejo de las nuevas tecnologías, se hará respetando a los periodistas más veteranos, que "se irán porque quieran irse, con sus correspondientes indemnizaciones y para que puedan cobrar el 100% de su jubilación, que en el caso de los trabajadores de EFE es la más alta" que permite la ley.
 
Defendió la presidenta de EFE que su compañía "es la joya de la corona que tenemos en España" y denostó que muchas veces "no somos capaces de valorarla". "Ser la primer agencia del mundo en español no es fácil. Tenemos competidores muy fuertes. Todas las grandes agencias transmiten información también en español, pero seguimos siendo los primeros. Es un éxito de la sociedad española y de todos los periodistas que han trabajado en EFE durante tantos años", indicó.
 
Preguntada por la independencia de la agencia estatal, Cañas declaró que "está garantizada. Somos independientes. Está garantizada desde dentro, desde el Consejo de Redacción que es muy estricto con esta cuestión". Y confesó que en el tiempo que lleva en el cargo, poco más de un año, no ha recibido presiones del Gobierno, apenas un par de llamadas por informaciones sobre las que admitió que se habían cometido errores.
 
"Nos están dejando trabajar en libertad. No me llaman para decir qué tenemos que publicar. Algún partido me ha llamado pero por algo que no estaba bien del todo. Trabajo con absoluta libertad", concluyó.

Evento relacionado: