Premio Nueva Economía al Presidente de la República Federativa de Brasil

La Presidenta de Argentina, el Presidente de la Comisión Europea y la Vicepresidenta del Gobierno de España intervienen en la ceremonia de entrega del Premio Nueva Economía 2010

MADRID, 18 de mayo. La presidenta de la República de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, impulsó hoy en el acto de entrega del premio Nueva Economía Fórum 2010 a que la Unión Europea y América Latina, a través de Mercosur, pasen de "un mundo de clientelismo a un mundo de socios".

Durante el acto, organizado por Nueva Economía Fórum, la mandataria argentina destacó que la UE y Mercosur hayan acordado en la Cumbre celebrada en Madrid retomar las negociaciones para un acuerdo de libre comercio.

En este sentido, ante la presencia de José Manuel Durao Barroso, reelegido presidente de la Comisión Europea, dijo a la UE que éste debe ser un “acuerdo en el que las dos partes obtengamos cosas”.

Fernández de Kirchner no escatimó en halagos hacia el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula Da Silva -el galardonado-, y destacó que, junto a su marido, Ernesto Kirchner, “pudieron romper ese maleficio tan absurdo” y la “tonta” rivalidad entre Brasil y Argentina, “a favor de un proyecto latinoamericano”. “Tengo envidia del orgullo nacional de Brasil y de su presidente”, reconoció Cristina Fernández de Kirchner.

Por su parte, también presente en el acto, la vicepresidenta primera del Gobierno español, María Teresa Fernández de la Vega, enarboló la lucha contra la pobreza y la exclusión social, y contra el cambio climático, de los que dijo que se han impuesto como las banderas de Lula y de su política de “orden y progreso”.

“Vivimos tiempos inciertos, que están en constante movimiento”, por lo que se “vuelve difícil” predecir el mañana y más aún el pasado mañana. Por eso debemos tener claros los horizontes a los que queremos llegar”, dijo.

“Todos sabemos que orden y progreso sólo pueden entenderse bien si los entendemos unidos”. “Los valores no se demuestran, se muestran con el ejemplo, con la acción, y el compromiso”, aspectos que destacó De la Vega del todavía presidente de un “país amigo”, en alusión a Lula.

En el mismo tono, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, destacó la determinación, compromiso por la paz y el desarrollo, así como la humanidad y espíritu de generosidad de Lula.

Tras afirmar que ha hecho crecer a Brasil hasta colocarlo como “país dinámico”, dijo que “deja lazos sólidos y firmes entre Brasil y la UE”, a los que contribuirá desde Mercosur.

“Brasil no ha quedado inmune a los efectos de la crisis, pero ha capeado el temporal muy bien”, reconoció Barroso, mezclando mercado abierto con una sociedad libre y un compromiso contra la inclusión social.

Galería