Fórum Europa con Guy Ryder

La OIT cree que la sensación de “decepción” de los españoles con Europa “puede justificarse”

Patrocinado por BT, Asisa y Red Eléctrica de España

MADRID, 25 de julio. El director general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Guy Ryder, señaló hoy en el Fórum Europa que la “sensación de decepción” de los españoles “puede justificarse” a pesar de su vocación europeísta”, y abogó por la “solidaridad entre Estados miembros”.

Durante su intervención en el acto, organizado en Madrid por Nueva Economía Fórum, Ryder respondió así a una pregunta realizada por el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, Ryder consideró que Europa tiene que volver a las “raíces” del proyecto europeo, lo que implica la “solidaridad” en el sentido de “progreso social” y “solidaridad entre Estados miembros”.

En esta línea, abogó por el “sentido de responsabilidad compartida”, y dijo esperar que en el futuro Europa vuelva a estos principios de base, ya que, por otra parte, siempre “ha sido ejemplo del tripartismo” y de “cómo combinar crecimiento económico con progreso social”.

Asimismo, Ryder advirtió de que no se saldrá de la crisis “si pensamos que el futuro depende del debilitamiento de instituciones y organizaciones sociales”, ya que estas instituciones democráticas en el mundo del trabajo son un “valor esencial” en España y en el resto de países del mundo.

El director general de la OIT, que dijo estar “contento” de que España se integre en el consejo del organismo de las Naciones Unidas especializado en el trabajo, destacó que España es “el país que ha ratificado más convenios de todos los estados del mundo” dentro de la institución.

RETOS
Entre los principales retos de la OIT, Ryder citó el “desafío verde”, y el futuro del sistema de protección social, ante el dato de que al menos el 80% de los trabajadores del mundo no obtienen protección social alguna.

Otros “desafíos” son el de la migración, ante los más de 230 millones de personas que trabajan en otros países distintos a los de su origen, y la desigualdad en el mundo laboral entre los hombres y las mujeres, que perciben un 20% menos de salario ante mismas responsabilidades. Los niveles de participación de las mujeres en el mercado de trabajo se sitúan en un 50%, mientras que el de los hombres se encuentra por encima del 70%, apuntó Ryder, quien recordó que en el mundo hay más de 200 millones de personas en desempleo.

No obstante, Ryder matizó que la “buena noticia” es que la transición hacia una economía sostenible puede contribuir a la solución de los problemas del empleo.

Por otra parte, Ryder avanzó que el mes de noviembre presentará en el consejo de la OIT propuestas para resolver la “controversia” relativa a la acción normativa y los derechos de huelga. Aunque los temas relativos a cuestiones normativas son una situación “bastante difícil”, Ryder insistió en que hay que proceder a la renovación “del cuerpo de convenios renovaciones”.

Evento relacionado: 

Galería