José Fiscal en el Forúm Europa Tribuna Andalucía

La Junta de Andalucía insta al Gobierno central a que haga sus deberes en la lucha contra el cambio climático

Patrocinado por      

SEVILLA, 17 de mayo. El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, José Fiscal, dijo hoy en el 'Fórum Europa. Tribuna Andalucía' que en la lucha contra el cambio climático la Junta de Andalucía ha hecho sus deberes y “ahora es necesario que el Gobierno central haga los suyos”.

En su intervención en el encuentro informativo organizado en Sevilla por Nueva Economía Fórum, Fiscal explicó que la Ley Andaluza de Cambio Climático, es el culmen de un consenso con todos los actores de la sociedad civil y con el sector privado, pero no todas las herramientas están en manos de la comunidad autónoma” para actuar y, a su juicio, “las más importantes para luchar contra este fenómeno están en manos del estado”.

En este sentido, “la política energética a largo plazo implica fundamentalmente decisiones sobre fuentes energéticas y cargas fiscales, así como políticas agrícolas y de transporte”, apuntó.

Fiscal explicó que la Ley Andaluza de Cambio Climático se encuentra en forma de anteproyecto y próximamente se elevará al Consejo de Gobierno, para que se remita como proyecto de ley al Parlamento andaluz. Esta ley, añadió, aunque ha tardado más de lo previsto en salir a la luz por el gran número de reuniones y encuentros que se han celebrado para llegar al máximo consenso en la materia, “viene a llenar un vacío legal, regulando aspectos determinantes para el fomento de la economía baja en carbono y para la construcción de capacidad de adaptación al cambio climático.

Entre las principales características de la nueva ley, el consejero destacó el compromiso que marca de reducir emisiones difusas antes de 2020. En este sentido, fija el objetivo básico de no rebasar en 2020 el nivel registrado en 2005 de 4,13 toneladas equivalentes de CO2 por habitante y año.

Este objetivo, según explicó Fiscal, “es revisable y se adecuará cada seis años como máximo según la evolución de las emisiones y de los compromisos internacionales”.

Por último, el consejero defendió que el medio ambiente es una fuente de empleo de calidad y protegerlo “no es sólo un deber político, sino un compromiso ético que todos, sin excepción, debemos de asumir”.
 

Evento relacionado: 

Galería