José Luis Malo de Molina en el primel panel

La economía se resentiría más sin la solidez del sistema financiero

Con el patrocinio de Accenture y OHL

MADRID, 23 de marzo. El director general del Servicio de Estudios del Banco de España, José Luis Malo de Molina, advirtió hoy de la importancia de mantener la solidez del sistema financiero español porque si éste se "debilitara", la financiación "se haría más difícil y la economía se resentiría en mayor medida".

En el “Encuentro Financiero 2009”, organizado por Nueva Economía Fórum, el jefe del Servicio de Estudios del supervisor indicó que por ello son “fundamentales” la solidez patrimonial de las entidades y la prudencia en la evaluación de los riesgos.

Malo de Molina indicó que el crédito en España ya ha sufrido un “ajuste severo” y afirmó que la previsión es que “en pocos meses” registre “tasas de crecimiento nulas o incluso negativas.

La evolución de crédito está condicionada tanto por la oferta como por la demanda, indicó el director general, quien agregó que se está produciendo una “aguda reversión” del ciclo del crédito.

Según Malo de Molina, en 2006 ya se inició una fase de desaceleración del crédito, y señaló que en condiciones “normales” se habría entrado en una situación de evolución del mismo “por debajo del ritmo de expansión nominal de la economía”, como ya pasó a principios de los 90.

La demanda, dijo, se ha visto afectada por el deterioro de la confianza, las perspectivas de renta y las elevadas primas, mientras que la oferta se ha contraído por el deterioro de la solvencia en un marco económico recesivo, la propia “sequía” de las entidades y el “elevado grado de capitalización que deben mantener las entidades”.

Malo de Molina quiso dejar claro que “sería erróneo pensar que España se puede sustraer de la crisis crediticia internacional”, y añadió que “la digestión de un episodio así suele ser prolongada en el tiempo”.

“No sabemos ni la duración de la crisis financiera internacional ni su impacto sobre la economía española”, subrayó. Así, defendió que “el reto es mantener la solidez de la economía española”, porque “a pesar de la buena situación de partida, el sistema financiero español no es inmune”.

El director general del Servicio de Estudios insistió en que es una “prioridad” la estabilidad financiera para la salida de la recensión y la creación de las bases adecuadas de la recuperación.

Evento relacionado: 

Galería