La "dimensión militar" de Cáritas mantiene sus ayudas en el exterior

Mecenas Asisa, Cabify y socio tecnológico Microsoft

24 de julio de 2020. El presidente de Cáritas Española, Manuel Bretón, aseguró en 'NEF Online' que Cáritas Castrense tiene también una dimensión militar que implica una proyección de servicio al exterior en misiones donde sin la ayuda del Ejército sería más difícil y que le permite "llegar a los más desfavorecidos de la Tierra".

Así lo indicó durante su intervención en un encuentro informativo organizado telemáticamente por Nueva Economía Fórum, en el que recordó que Cáritas Castrense nació de la idea del arzobispo general castrense, Juan del Río, y del expresidente de Cáritas Rafael del Río.

"La creación de esta nueva diócesis coincidió con mi último destino en la vida militar como teniente general del Ejército, por lo que asumí con mucha ilusión la constitución de este Cáritas Castrense que hoy es una realidad". Es cierto, añadió, que "tiene unas características especiales porque está presente no solo en el territorio nacional sino también en misiones en el exterior donde apoyamos en varios proyectos en Líbano, Haití o Mali".

Durante el encuentro informativo también intervino de forma telemática el arzobispo general castrense, Juan del Rio, quien destacó que "el Ejército español ha tenido siempre un sentido social y de ayuda humanitaria. En estos 30 años que lleva realizando misiones internacionales a lo largo del mundo ha servido de puente para ayudar a Cáritas y a otras instituciones para llegar a los refugiados y a las personas más necesitadas".

En este sentido, el presidente de Cáritas Española subrayó el ejemplo de la sociedad española ante la pandemia del coronavirus y que "ha sido impresionante porque la solidaridad nos ha llegado de todas partes". A ello añadió que "todo el mundo sabe que Cáritas es Iglesia y estamos orgullosos de la colaboración de los españoles".

En este sentido, el arzobispo general castrense remarcó que la sociedad española "es mucho más sana de lo que creíamos porque la solidaridad no se improvisa". A este respecto, recordó las ayudas de asociaciones de vecinos a los más vulnerables y la ayuda de los conventos en la fabricación de mascarillas.

El pasado 10 de mayo, recordó, Cáritas Castrense creó la campaña 'El granero de José'. "Inspirado en un pasaje del libro del Génesis 46.3 donde se recuerda los tiempos de abundancia que vivía Egipto creando graneros para prevenir tiempos de escasez". Por ello, Cáritas Castrense quiso ayudar a las víctimas del Covid en las necesidades más emergentes para atender las necesidades alimentarias, de escuelas o de medicinas".

De hecho, recordó que muchos capellanes castrenses ofrecieron sus sueldos a esta iniciativa y en menos de un mes se alcanzaron los 60.000 euros, de los que "más de 15.000 ya se han repartido".