Fórum Europa. Tribuna Euskadi con Miren Nekane

La consejera vasca de Salud apuesta por “derrumbar el estigma y los tabúes” que pesan sobre el suicidio

Bajo el mecenazgo de     

BILBAO, 25 de noviembre. La consejera vasca de Salud, Nekane Murga, apostó este lunes en el ‘Fórum Europa. Tribuna Euskadi’ por “derrumbar el estigma y los tabúes que pesan sobre el suicidio”, al entender que la “responsabilidad” de su departamento y del conjunto de la sociedad es “no mirar hacia otro lado y visibilizar socialmente el problema”.

La consejera del PNV, que participó en este acto informativo organizado en Bilbao por Nueva Economía Fórum, subrayó que el País Vasco es la primera comunidad autónoma que ha diseñado un “Plan de Prevención del suicidio”, destinada a prevenir y asistir a las “personas supervivientes” en torno a este fenómeno. El programa fue presentada el pasado miércoles ante la Comisión de Salud del Gobierno vasco.
 
“Hemos comenzado un camino y queremos seguir avanzando con el objetivo final, a medio-largo plazo, de reducir la incidencia, prevalencia e impacto de la conducta suicida en Euskadi”, apuntó la consejera de Salud, que durante su intervención hizo hincapié en otros problemas sanitarios de esta comunidad autónoma como la obesidad infantil y la propaganda contra la vacunación.
 
OBESIDAD Y VACUNAS
 
Sobre el primer punto, Murga recordó que “el sobrepeso y la obesidad exponen a los niños y niñas a serios problemas de salud”, y los predispone a padecer en el futuro “enfermedades cardiovasculares, cáncer, pérdida de memoria y diabetes”, entre otros. “Es fundamental que seamos conscientes e interioricemos que somos lo que comemos”, añadió la dirigente nacionalista, que apuntó que la salud en la infancia “precisa también contar con un calendario vacunal consensuado por los profesionales”.
 
“El año que viene vamos a incluir una nueva vacuna en el calendario siguiendo las recomendaciones de los expertos y expertas del Consejo Asesor de vacunaciones de Euskadi”, informó Murga, quien valoró la “eficacia y seguridad” de los programas autonómicos de vacunación y se mostró crítica con aquellos padres que “duden si vacunar a sus hijos” a pesar de que “no tienen riesgos y son eficaces”.
 
En este sentido, incidió en que no comparte la actitud de aquellos padres que deciden no vacunar a sus hijos, que “correrán riesgos” al igual que el “conjunto de la sociedad”. 
 
Informó además de que desde el año 2015 cerca de 7.500 personas han sido tratadas en el País Vasco con los nuevos antivirales contra la hepatitis C, de las cuales se han curado el 90%, y añadió que el año que viene se darán pasos “hacia la eliminación de la enfermedad”.
 
HISTORIA CLÍNICA Y RECETA ELECTRÓNICA
 
Murga puso en valor otras líneas de trabajo de su departamento, que ha desplegado herramientas “transversales” como la estratificación, los programas de seguridad del paciente y la receta electrónica. Esta última se empezó a implantar hace seis años y desde entonces “se han dispensado 202 millones de recetas”, apuntó la consejera. “Hemos olvidado ya las recetas de colores con las que salíamos del centro de salud y acudíamos a la farmacia”, celebró.
 
Por otro lado, subrayó que el servicio vasco de Salud avanza hacia la creación de una “historia clínica universal”, paso que “ha sido fundamental para la mejora de la Atención Primaria y la Atención Hospitalaria, así como la de las Residencias. “Se trata de hacer posible que se pueda consultar y compartir el historial clínico de las personas que están institucionalizadas”, declaró Murga.
 
Para el futuro, avanzó que su objetivo es el de incrementar en 46 las plazas de profesionales en la Atención Primaria este mismo año y en otras 40 en 2020. También aumentarán las plazas acreditadas tanto para formación MIR como PIR o EIR. En la misma línea, subrayó que el sistema sanitario ha de estar “bien dotado de infraestructuras y tecnología”, para lo cual el próximo año se realizará una inversión de casi 70 millones de euros.
 
Murga concluyó que Osakidetza se encuentra “en un buen momento de partida” para prestar un servicio “excelente” y mantener un modelo de sanidad “pública y universal”. Coincidió en este aspecto con Pedro Carrascal Rueda, director de la Asociación de Esclerosis Múltiple de Bizkaia (Adembi) y presidente de la Plataforma Europea de Esclerosis Múltiple (EMSP), quien abogó por “poner al paciente en el centro” para que juegue un “gran papel” en el sistema sanitario, al tiempo que apostó por “mejorar la coordinación” en el sistema sanitario.
 
La consejera vasca fue consultada sobre la “sombra” que pesa sobre la Oferta Pública de Empleo (OPE) Osakidetza tras la crisis por las supuestas filtraciones en varios exámenes, un caso que obligó a dimitir a su antecesor en el cargo, Jon Darpón.
 
Murga manifestó que “no vale siempre generar duda o lanzar el rumor de que todo lo relacionado con la OPE se realiza de forma no justa”. “No estoy de acuerdo con estos comentarios”, incidió la dirigente nacionalista, que recordó que el servicio ha impuesto una serie de modificaciones para la configuración de los exámenes con un componente de azar o la selección de los tribunales por sorteo. “No se debe estar siempre generando esta duda, no es bueno para el conjunto de la sociedad”, reiteró.

Evento relacionado: 

Galería