18 aniversario

Durante su participación en el Fórum Europa Tribuna Mediterránea

La alcaldesa de Castellón reclama mejor financiación e infraestructuras

Patrocinado por Bankia

VALENCIA, 12 de febrero. La alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, demandó este lunes en el ‘Fórum Europa. Tribuna Mediterránea’ una mejor financiación a los municipios y nuevos avances y mejoras en el Corredor Mediterráneo y en el servicio de Cercanías, especialmente en el norte de la provincia, y señaló que el proyecto de polígono logístico Parc Castelló fue “una estafa”.

Durante este encuentro informativo, organizado en Valencia por Nueva Economía Fórum, Marco recordó que el proyecto Parc Castelló se anunció en 2003 y consistía en la construcción de un parque industrial logístico cercano al puerto en un área que actualmente es una zona rústica de huerta.

“Siempre dijimos que ese proyecto no se iba a hacer jamás. Estamos en 2018 y Parc Castelló sigue sin ser realidad. Desde luego nosotros lo que no vamos a hacer es estafar a nadie, porque esto fue una estafa”, señaló la alcaldesa socialista, que dirige el Consistorio desde 2015, tras 24 años de gobiernos del Partido Popular.

Marco explicó que dentro del nuevo Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU), que había recibido tres sentencias de nulidad por el Tribunal Constitucional y, tras su revisión por el actual equipo de gobierno, se encuentra ahora en período de exposición pública, se ha recortado la superficie de suelo industrial respecto a lo que contemplaba Parc Castelló porque considera que lo que este proyecto incluía era “exagerado”.

“Era crear una bolsa de especulación urbanística que no tenía sentido”, subrayó. La alcaldesa indicó que su equipo de gobierno consideró conveniente llevar a cabo una “racionalización del suelo industrial” para “ajustarlo a las necesidades y perspectivas de la ciudad de Castellón para los próximos 25 años”. “Nosotros no vamos a estafar a nadie. Nos podremos engañar (equivocar), pero estafar no estafamos a nadie”, recalcó.

Sobre el PGOU, Marco defendió que éste recoge una nueva manera de entender el urbanismo que busca regenerar la ciudad y conectar barrios, devolver espacios a la ciudadanía e incorporar la perspectiva de género, el concepto de movilidad sostenible y mejorar la accesibilidad, una materia pendiente a la que ella misma se enfrentó hace un año al tener que utilizar durante algunos días una silla de ruedas debido a una fractura de tobillo.

“No eres consciente de lo que sufre una persona en silla de ruedas hasta que no vas en ella”, reflexionó.

En materia de infraestructuras, Marco se felicitó por los avances en la proyectada estación intermodal cercana a esa infraestructura portuaria, que además deberá completarse a medio plazo con el Corredor Mediterráneo. Y sobre el propio Corredor Mediterráneo y la reciente puesta en marcha del AVE a Castellón, Marco señaló que “el tercer hilo no es suficiente”, como a su juicio “pudo comprobar (Mariano) Rajoy”.

“No se trata de colores políticos, se trata del crecimiento de una economía pujante. Hablamos de necesidades, no de caprichos”, recalcó. Con todo, Marco concedió que “el AVE es importantísimo, pero más importante que el AVE son los Cercanías”, sobre todo en el norte de Castellón, que deben ser además “buenos, rápidos” y tener suficiente periodicidad.

También exigió Marco una “mejor financiación” para los ayuntamientos porque, dijo, son “la administración más cercana” y asumen competencias que no les “corresponden”. “Necesitamos la financiación que nos corresponde, ni más ni menos”, indicó. La alcaldesa aseguró que su gobierno también ha exigido a la Generalitat Valenciana el pago de la deuda pendiente, que ascendía a 8,8 millones cuando llegó al Consistorio y ahora es de 16.000 euros.

Al hacer un repaso a su gestión, Marco recordó que los cinco ejes de su gobierno han sido el saneamiento financiero de las cuentas, reducir la presión fiscal municipal, impulsar la inversión generadora de empleo de forma indirecta, reorientar las políticas del gasto y reivindicar al resto de las Administraciones la inversión necesaria.

“El cambio de 180 grados que dimos en las políticas del Ayuntamiento de Castellón ya están dando sus resultados”, indicó Marco, que señaló que en dos años y medio se ha pasado de contar con 1,8 millones a 29 millones de euros en el fondo municipal, y de 30 millones de euros en facturas en el cajón a solo 56.000 euros, todo ello mientras se han invertido 30 millones de euros en la ciudad.

Por otra parte, respecto a la posible retirada de la cruz de los caídos del Parque Ribalta, la primera edil explicó que el Ayuntamiento dispone de un informe que señala que ese monumento no tiene valor histórico ni patrimonial. “Tenemos que cumplir la ley de Memoria Histórica y hacer que los ciudadanos convivan tranquilamente”, señaló Marco, tras recalcar que la cruz ensalza la época franquista.

La conferencia de Marco fue presentada por María José Salvador, consejera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio de la Generalitat Valenciana, quien destacó “el rigor, la seriedad y la convicción y vocación” que a su juicio demuestra la alcaldesa por su ciudad, al liderar además “un gobierno plural”.

Evento relacionado: 

Galería