Amparo Marco en el Fórum Europa Tribuna Mediterránea

La alcaldesa de Castellón no se cree la nueva fecha de llegada del AVE

Patrocinado por      

VALENCIA, 18 de enero. La alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, dijo este lunes en el ‘Fórum Europa. Tribuna Mediterránea’ que no cree que se cumpla la nueva fecha prevista para la llegada del AVE a Castellón, una promesa “tantas veces incumplida”.

“Me gustaría creérmelo, pero no me lo creo”, se sinceró la alcaldesa preguntada sobre este asunto en el coloquio posterior a su intervención el debate organizado en Valencia por Nueva Economía Fórum.

La nueva fecha anunciada por el Ministerio de Fomento para la finalización de las obras del tren de alta velocidad a la ciudad, que se postergó en repetidas ocasiones durante la legislatura pasada, es el 30 de abril.

“Ojalá llegue antes”, pidió Marco, para quien un retraso en la conformación del nuevo gobierno no impide que el AVE llegue a Castellón “lo antes posible”, puesto que hay “una serie de técnicos en los ministerios que deben seguir haciendo su trabajo”, independientemente de si hay o no un relevo en el Ejecutivo central.

“No es cuestión de relevo de políticos”, señaló la dirigente socialista, que sí se mostró “segura” de que con un cambio en el gobierno central “se tendrá más en cuenta” la ciudad de Castellón.

Durante su conferencia, que fue presentada por el presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, Marco hizo balance sobre los ocho meses de gestión al frente del gobierno municipal, formado por los socialistas y Compromís, con el apoyo de Castelló en Moviment.

La alcaldesa inició su intervención con la descripción de algunas cifras heredadas del anterior gobierno popular, como el “presupuesto agotado” y “sin capacidad de maniobra”, con “1,8 millones de euros en la caja” y “facturas sin pagar” por importe de 16,5 millones de euros, y las partidas presupuestarias para emergencia social “sin pagar desde el mes de marzo de 2015”, además de una deuda viva de 115 millones de euros o una tasa de desempleo del 22 por ciento.

Frente a estas cifras, Marco reivindicó que los presupuestos de la ciudad para 2016 son “prudentes, realistas, sociales y participativos”, que no aumentan la presión fiscal y que reducen el nivel de endeudamiento en 20 millones de euros, con siete millones de inversión, siendo seis de ellos de recursos ordinarios y uno correspondiente a las transferencias de la Generalitat valenciana.

La nueva alcaldesa defendió también que las nuevas cuentas incrementan el gasto en emergencia social “un 120 por ciento respecto a 2009” y que “multiplican por tres” los vales para compras de productos de primera necesidad.

Asimismo, anunció que el Ayuntamiento no recurrirá ni al endeudamiento ni a la venta de patrimonio municipal y que se impulsará un “pacto local por el empleo”, un “plan estratégico de turismo” y un “plan de participación ciudadana”. También se destinará un millón de euros a políticas activas de empleo y se incrementará la plantilla de funcionarios.

Evento relacionado: 

Galería