Fórum Europa con el presidente de la Asociación Española de Banca

La AEB dice que en las zonas rurales no hay descobertura financiera sino de "servicios básicos"

Bajo el mecenazgo de Banco Sabadell, Cabify y Asisa

MADRID, 20 de febrero. El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, negó este miércoles en el Fórum Europa que el drástico cierre de sucursales aplicado por la banca implique un riesgo de exclusión financiera pero alertó de que sí comienzan a darse en cambio "carencias tremendas" en cobertura de otros "servicios básicos" públicos.

A modo de ejemplo, Roldán relató que en Teruel, del que es oriundo, no faltan bancos y sí déficit de ciertos especialistas médicos y "para servicios donde no hay solución alternativa". Así lo relató durante el desayuno informativo organizado en Madrid por Nueva Economía Fórum, donde fue presentado por el consejero ejecutivo y máximo responsable de la Comisión de Riesgos del Sabadell y ex secretario de Estado, David Vegara.

El presidente de la patronal de los bancos reconoció no poder descartar que el ajuste en las redes vaya a más por la propia evolución de la digitalización y los hábitos de los clientes, pese a que, desde máximos, la banca ha prescindido del 32% de los empleados y del 36% del número de sucursales.

"Nos tenemos que adaptar a lo que los clientes nos piden, como en cualquier otro sector", argumentó en justificación por la estrategia clara por los canales digitales que hacen prescindibles sucursales y están decantando a las entidades a apostar por oficinas de mayor tamaño y surtidas con personal más especializado.

Roldán defendió que muchos de los cierres son por "redundancias" tras las fusiones, aunque admitió que también interesa al sector para mejorar su eficiencia y ante la necesidad de aumentar su rentabilidad cuando el negocio continúa a la baja y presionados los márgenes al estar los tipos de interés hundidos en el cero por ciento.

Aun así reivindicó que la capilaridad de red bancaria en España es de las "más grandes" del mundo, negó problemas de exclusión financiera y explicó que la banca está decidida a compensar las clausuras de locales con "alternativas".

Entre ellas, indicó que la propia AEB está inmersa en una campaña de digitalización para acercar la tecnología y su uso a las poblaciones de mayor edad en zonas rurales con el objetivo de facilitar su operativa en canales de banca 'online', donde el servicio está abierto las "24 horas, los siete días de la semana".

Sobre este asunto, admitió que las entidades pueden además dar "servicios con estructuras compartidas". "No es el principal problema el servicio financiero. Es mucho más de servicios básicos, donde las carencias son tremendas", insistió.

Otro de los proyectos recién lanzado por la patronal del sector financiero en su conjunto (AEB, CECA, Inverco, Unacc y Unespa) es la creación del Centro de Finanzas Responsables y Sostenibles en España (Finresp). Roldán indicó que España, y la banca, tienen en esta materia el rol de acercar el compromiso con la sostenibilidad y la financiación "verde" al amplio tejido de pymes y micropymes, en contraste con otros países donde su seguimiento está siendo amplio y "fuerte" como Francia o Países Bajos gracias a que cuentan, sobre todo, con grandes empresas.
 

Evento relacionado: 

Galería