El presidente de la Asociación Española de Banca en el Fórum Europa

La AEB considera que en 2016 en España “hemos jugado con fuego” sin Gobierno

Patrocinado por Red Eléctrica de España, BT y Asisa

MADRID, 14 de noviembre. El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, lamentó hoy, durante su intervención en el Fórum Europa, que en España “hemos jugado con fuego” al estar 10 meses con un Gobierno en funciones, en un año que era “clave” para asentar la recuperación de la economía española.

En el citado acto organizado por Nueva Economía Fórum, Roldán subrayó que se puede calificar el ejercicio 2016 como el año “en que la economía española vivió peligrosamente” ante los numerosos riesgos.

En opinión del presidente de la patronal bancaria, si hace un año “nos hubiesen dicho que íbamos a estar 10 meses sin Gobierno y la creación de empleo y el crecimiento se iban a mantener, no nos lo hubiéramos creído”.

Roldán explicó que el efecto directo sobre la economía de un periodo de incertidumbre es que familias y empresas retrasan sus decisiones de inversión y por eso “hemos jugado con fuego” en estos 10 meses de un Gobierno sin plenas funciones.

Con respecto a los denominados vientos de cola, Roldán explicó que en 2016 fueron “favorables” para la economía, si bien advirtió de que en 2017 “no van a empujar con la misma fuerza” o incluso algunos podrían “transformarse en vientos de cara”.

“Para dejar atrás las peores consecuencias de la crisis tenemos que mantener una década de buen comportamiento de la economía”, aseveró el responsable de la patronal bancaria, tras subrayar que la recuperación de los niveles previos a la crisis requiere “un tiempo largo”.

Además, quiso dejar claro que España todavía presenta “fragilidades que nos obligan a ser tremendamente cautos”, como es el elevado endeudamiento público y privado.

Para Roldán, lo que España necesita en este momento es “normalizar la vida política porque de esta legislatura depende que logremos consolidar la recuperación económica” y apuntó como principal reto la “capacidad negociadora” para llegar a acuerdos.

“Es preciso combinar el consenso con el pragmatismo”, recomendó Roldán, tras destacar que “nadie duda de que un Gobierno estable puede impulsar la economía, si bien queda un largo camino por hacer” y es necesario “un gran sentido de Estado para impulsar las reformas que España necesita”.

Evento relacionado: 

Galería