Fórum Europa con el presidente de ERC

Junqueras niega cambios en la hoja de ruta independentista

Patrocinado por Asisa, Red Eléctrica de España y BT

MADRID, 21 de julio. El presidente de ERC y vicepresidente de la Generalitat de Cataluña, Oriol Junqueras, negó este jueves en el Fórum Europa que se prevean cambios en la hoja de ruta independentista, aunque reconoció que todo es “perfectible”.

Durante su intervención en el citado encuentro informativo, organizado por Nueva Economía Fórum, aseguró que no le constan modificaciones en algo que es un “compromiso electoral” definido, aunque siempre serán bienvenidos elementos de “profundización” en su cumplimiento.

En respuesta a preguntas, Junqueras insistió en que no hay ningún artículo de ninguna norma europea que establezca un mecanismo de “exclusión de nadie” salvo que haya una petición expresa como la de Reino Unido que “evidentemente” la Generalitat no formulará.

De hecho, añadió, en la Generalitat son partidarios de una Unión Europea “más fuerte” con un tesoro común y armonización fiscal. Su compromiso con las instituciones comunitarias “es total”, insistió.

La independencia de Cataluña y la relación “entre iguales” con España, afirmó, es “la mejor de las opciones” para el progreso de ambas sociedades y ambas economías dentro de la Unión Europea.

Junqueras no quiso opinar sobre la posición que podría adoptar la CUP tanto en la votación de los Presupuestos como en la cuestión de confianza del presidente, Carles Puigdemont. Se limitó a confiar en que esa formación tomará las decisiones que considere oportunas y después “las gestionaremos de la mejor manera posible”.

Si no se superase esa cuestión de confianza, recordó, el procedimiento sería automático: dos meses para presentar un candidato alternativo, “que no lo habrá”, y después convocatoria de elecciones 54 días después. Eso, precisó, sí podría afectar a la hoja de ruta independentista en función del resultado electoral.

Junqueras minimizó la especulación sobre su futuro al asegurar que su papel personal es “irrelevante” y será en todo caso decidido por los ciudadanos de Cataluña.

Su intervención en el encuentro se centró en la advertencia sobre la necesidad de afrontar el reto de fondo que supone la creciente deuda pública de las economías europeas sustentada en una oferta monetaria “descomunal” y su vinculación con la evolución de la demografía y con el déficit. Si no se ataja esa burbuja, dijo, los márgenes de maniobra ante una nueva crisis serán “tremendamente escasos”.

Alertó, además, de la existencia de “dos pulsiones” ante el 'Brexit’: la de quienes intentarán minimizar los costes de esa decisión porque perjudican a todos los actores económicos, y la de algunos países “centrales” de la UE que, pese a ello, querrán que haya costes para desincentivar posibles procesos similares en otros países.

Evento relacionado: 

Galería