José Manuel Gil, Candidato por Ciudadanos a la Alcaldía de Donostia-San Sebastián

José Manuel Gil (Cs) denuncia que los donostiarras "se despiertan cada día con nuevas ocurrencias" del Ayuntamiento

Bajo el mecenazgo de     

BILBAO, 15 de mayo. El candidato de Ciudadanos a la Alcaldía de San Sebastián, José Manuel Gil, denunció en el Fórum Europa. Tribuna Euskadi que los donostiarras "se despiertan cada día con nuevas ocurrencias" del Ayuntamiento, que, a su parecer "no sabe a dónde va". En este sentido, advirtió de que "en los últimos 40 años" siempre han gobernado "los mismos" en San Sebastián, ciudad que "merece la oportunidad de vivir una nueva etapa".

Durante su intervención en el acto organizado en Bilbao por Nueva Economía Fórum, en el que también participaron los candidatos de Ciudadanos a las alcaldías del resto de capitales vascas, Iñaki Sánchez y Fernando García, Gil consideró que San Sebastián "arroja una foto peculiar", pues posee una tasa de paro del 12,4% y una población envejecida que alcanza el 25%. Por otro lado, la deuda del Ayuntamiento ha crecido desde 2017 un 12% a pesar de que percibe más de 137 millones de euros mediante impuestos. 

 

El problema, a su juicio, es que los donostiarras se despiertan cada día "con nuevas ocurrencias" del Ayuntamiento. Entre otras, el dirigente de Ciudadanos hizo alusión al nuevo centro comercial, que "va a terminar de rematar al comercio local" en una ciudad en la que ya existe "una saturación increíble" en este aspecto. También se refirió al proyecto del Metro de San Sebastián, localidad "que se recorre en una hora andando". "Cada metro de túnel cuesta 50.000 euros", aseveró. 

 

Por otro lado, Gil lamentó la intención del Consistorio de cubrir la plaza de Cataluña —"será por el sol", ironizó—, así como la de crear un "instituto del 'pintxo' donostiarra". 

 

"El Ayuntamiento no sabe a dónde va", sentenció el dirigente de la formación naranja, que advirtió de que la ciudad "se está quedando obsoleta". En este sentido, afirmó que su partido propone crear una localidad "distinta, innovadora, conectada, capaz de generar empleo de alta cualificación". "Queremos hacer las cosas de manera profesional", insistió.

 

Entre otras medidas, Gil abogó por regenerar la Parte Vieja de la ciudad, que a su parecer "se ha convertido en un centro de suciedad, delincuencia, pobreza y mala imagen". También defendió una reducción de impuestos, así como de acabar con lo que definió como "chiringuitos municipales" y los "chollos para familiares y amigos de los de siempre".

 

Porque según aseveró Gil, "en estos 40 años han seguido en el Ayuntamiento los mismos, los que no tienen oficio, ni beneficio". "Nos parece que va siendo hora de que San Sebastián tenga una oportunidad de vivir una nueva etapa, un planteamiento regenerador", sentenció.

Galería