El vicepresidente del Banco Central Europeo en el Fórum Europa

Guindos sostiene que la desaceleración económica “está tocando fondo” y rebotará a mediados de 2020

Bajo el mecenazgo de Asisa y Cabify

MADRID, 13 de diciembre. El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, afirmó este viernes en el 'Fórum Europa' que la desaceleración económica de la zona euro que arrancó en el año 2018 “está tocando fondo” en este momento y rebotará a mediados del próximo ejercicio.

“Eso son buenas noticias porque unos riesgos a la baja que habíamos definido -el de un Brexit desordenado y la guerra comercial que podría generar las tensiones entre Estados Unidos y China- no se han materializado y eso mejora la percepción sobre los mercados y la situación económica”, expuso durante su intervención en el encuentro informativo organizado por Nueva Economía Fórum en Madrid.
 
El exministro de Economía indicó que si bien el comercio internacional está creciendo menos del PIB y “eso afecta a la demanda interna de la zona euro” porque “la modera, la reduce y la lleva a aportaciones negativas”, la demanda doméstica y la inversión “se está comportando mucho mejor”.
 
Ante este escenario la autoridad supervisora bancaria está persuadida, según compartió, de que se producirá un “rebote” a “mediados del año que viene” que permitirá a la economía del euro crecer por encima del 1,5%.
 
Guindos defendió que la política monetaria desplegada por el BCE durante la crisis ha sido un revulsivo para la economía, asegurando que está también detrás de la capacidad de la eurozona de crear 11 millones de puestos de trabajo desde el inicio de la recuperación.
 
Si bien aseguró que el BCE no ha agotado su capacidad de actuación y aún podría abaratar unos tipos que ya están en el 0% o reforzar las medidas de estímulo con más programas de compra de deuda, también afirmó que ahora lo que toca es adoptar una política fiscal común y reformas estructurales.
 
“La política monetaria no puede ser el único elemento de actuación. Así que pedimos actuaciones de política fiscal y en reformas”, indicó, afirmando que, por ejemplo, “en un problema como el del Brexit no se puede actuar con política monetaria”.
 
Guindos conminó a que “los Gobiernos con margen fiscal deben actuar” asegurando que la puesta en marcha de políticas fiscales hoy “no va a producir el efecto indeseado” que sí se ha temido en otros momentos del ciclo. “No llevaría a un incremento de tipos de interés ni habría una reducción de la demanda privada de consumo e inversión”, dijo.
 
Durante su exposición consideró, por otro lado, que los resultados de las elecciones en el Reino Unidos “son positivos en el corto plazo” ya que “eliminan incertidumbres” y sabemos que Londres “dejará la Unión Europea el 31 de enero”.
 
Esa situación hace, según apuntó, que se abra un nuevo escenario que “no va a ser fácil” porque toca negociar con el Reino Unido un acuerdo “que no va a ser sencillo”. De forma particular señaló que abre el desafío de crear un auténtico mercado de capitales “mucho más profundo y líquido” para empezar a competir de forma “más intensa” con la City.

Evento relacionado: 

Galería