El Presidente de la AN de Venezuela en NEF Online

Guaidó reclama a la UE apoyo para “recuperar la democracia” en Venezuela

Mecenas     socio tecnológico Microsoft   

 

15 de septiembre de 2020. El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, solicitó en ‘NEF Online’ la colaboración de la UE para “recuperar la democracia” en el país caribeño, lo que pasaría por no caer en la tentación de reconocer las elecciones parlamentarias previstas por la “dictadura” de Nicolás Maduro para el próximo día 6 de diciembre.

Lo hizo en un encuentro telemático organizado por Nueva Economía Fórum en el que se pronunció sobre la división de la oposición tras el acuerdo entre Henrique Capriles y Maduro auspiciado por Turquía para liberar a 110 presos políticos a cambio de apoyo a las elecciones parlamentarias de diciembre, y en el que reflexionó sobre la posición que la UE debe jugar ante esta cuestión.

Guaidó se zafó sobre la división en la oposición venezolana afirmando que “las diferencias son mucho más altisonantes que los acuerdos” y sugirió que todos los actores unidos en torno al rechazo a Maduro rechazan el “fraude” que el presidente venezolano intenta perpetrar a través de unas elecciones que no tienen garantizados unos estándares democráticos mínimos para su celebración.

A su vez, lamentó que Maduro pretenda engañar a la comunidad internacional y a los propios venezolanos con unas elecciones parlamentarias que no le interesan, puesto que “ya tiene un parlamento paralelo” a la Asamblea Nacional.

Guaidó también se refirió al papel que la UE debe jugar ante este proceso. De hecho, el grupo de contacto internacional sobre Venezuela celebrará este jueves una reunión por videoconferencia a instancias del Alto Representante para la Política Exterior y Seguridad Común de la UE, Josep Borrell, con el fin de analizar la situación en Venezuela.

Lo hizo para instar a la UE a no reconocer estos comicios y a trabajar en aras de que en Venezuela se establezca un “cronograma” para la celebración de elecciones presidenciales –que debieron haber tenido lugar en 2018- y parlamentarias, la designación de un “árbitro creíble” que escrute el proceso electoral, el reconocimiento a la oposición para participar en igualdad de condiciones y la aceptación de una misión internacional de observadores.

“El gran rol de Europa debe ser fijar en este proceso cuáles son los mínimos para convertirlo en uno de solución y no permitir que la dictadura lo utilice en beneficio propio”, aseveró.

Guaidó dejó claro que únicamente apoyará unas elecciones “libres, justas y verificables” que sean el preludio de un proceso de transición para “recuperar la democracia” en Venezuela.

Por último, auguró cuál cree que será su futuro en 2021 si finalmente se celebran en diciembre las elecciones parlamentarias convocadas por Maduro, lo que le sirvió para imaginarse participando en ese proceso de transición o, en caso contrario, “en la lucha en contra de una dictadura que pretende reírse de los venezolanos y del mundo”.

Guaidó concluyó su alocución mostrando su determinación a llevar a cabo esta tarea desde Venezuela, “no desde el exilio”.