El Presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional en el Foro de la Nueva Sociedad

Gómez Bermúdez cree que "no tiene ningún sentido" que los fiscales puedan realizar investigaciones penales

Patrocinio de:

MADRID, 25 de marzo. El presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, Javier Gómez Bermúdez, aseguró hoy que la posibilidad de que la Fiscalía pueda realizar investigaciones penales incluso una vez que un juez ha abierto un procedimiento "no es efectiva y no tiene ningún sentido", y daría lugar a instruciones "sin control judicial". Gómez Bermúdez hizo estas declaraciones en el Foro de la Nueva Sociedad, organizado por Nueva Economía Fórum con la colaboración de la Fundación ONCE y Caja Navarra, en referencia a la instrución dictada hace dos semanas por el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, en la que invitaba a los fiscales a encargar a la Policía Judicial diligencias de investigación penal incluso una vez abierto un procedimiento por un juez.

El magistrado dijo que si bien el fiscal "puede dirigir órdenes a la Policía Judicial cuando no existe una instrucción judicial", que lo haga una vez que la causa se encuentra judicializada "no es efectivo y no tiene ningún sentido".

Para el juez Bermúdez, la ley delimita claramente dos fases: una de "diligencias preliminares", en la que el Ministerio Fiscal "tiene absoluta libertad para dirigir a la Policía Judicial", y otra de "procedimiento judicial propiamente dicho", en la que debe "cesar en su investigación el fiscal", ya que el juez es "el único instructor" posible.

 

En este sentido, se planteó "qué utilidad tiene que el fiscal solape la investigación dirigida por el juez instructor con sus propias órdenes, sin autorización y sin control del magistrado".

 

Aun así, Gómez Bermúdez dijo que lo que hace la instrucción de Conde-Pumpido es "ahondar y desarrollar" lo previsto en la legislación actual y defendió que la última reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal "ya potencia el papel del Ministerio Fiscal en la investigación penal".

 

Sobre el revuelo provocado en el seno de la carrera judicial por la instrucción de Conde-Pumpido, Gómez Bermúdez dijo que "las disputas entre hermanos", como a su juicio son el fiscal y el juez, "son siempre llamativas", pero se mostró convencido de que "la sangre no llegará al río".

 

 

FACULTADES DE LA FISCALÍA

Por su parte, el fiscal general del Estado, Cándido Conde- Pumpido, explicó tras concluir el Foro de la Nueva Sociedad, en el que estuvo presente, que su circular no provocará "en absoluto" el solapamiento de la instrucción, tal y como aseguraron los jueces de la Audiencia Nacional.

 

El fiscal general del Estado sostuvo que su instrucción "entra dentro de las facultades estrictas del Ministerio Fiscal" y no invade las facultades de los jueces de instrucción.

 

Conde-Pumpido señaló que el objetivo de la instrucción es "potenciar la colaboración de los fiscales en la investigación" y afirmó que esta medida es "buena para los ciudadanos, porque los procesos serán más ágiles y las sentencias estarán mejor fundamentadas".

 

En este sentido, defendió que los fiscales son "los que mejor conocen cuáles son las pruebas que requiere" la instrucción y cuáles son "las diligencias que es necesario practicar para poder después ejercer en el juicio las tesis acusatorias".

 

El fiscal general del Estado explicó que las medidas plasmadas en la instrucción tienen como objetivo que los miembros del Ministerio Público "colaboren, participen y trabajen de una manera más activa en toda la fase de investigación de acuerdo con el modelo europeo".

 

Asimismo, reiteró que su instrucción tan sólo trataba de ahondar en "las posibilidades que ofrece la ley actual", y siempre dentro "de las reglas de la propia Ley de Enjuiciamiento Criminal". "Se trata de pedir a los fiscales una posición más activa, de mayor colaboración y de mayor agilización del proceso", dijo Conde-Pumpido.

Evento relacionado: