El Presidente de la Convención Europea en el Foro de la Nueva Economía

Giscard insiste en el 'no' a Turquía porque "se diluiría la identidad europea"

El "padre de la Constitución Europea" repasó diferentes asuntos de la actualidad europea

MADRID, 17 de enero de 2005. El Presidente de la Convención que preparó la redacción de la Constitución Europea, el ex presidente francés Valéry Giscard d'Estaing, insistió hoy en su 'no' a la entrada de Turquía en la UE porque ello "diluiría" la identidad europea. "Hay que reconocerse como europeos, hay una identidad, como ustedes en España tienen una identidad como españoles, ya que no se reconocerían", dijo en un coloquio organizado por Foro Nueva Economía, con la colaboración de The Wall Street Journal Europe, ?es un proyecto de identidad, de países vecinos y parecidos", remachó.

A juicio de Giscard, la UE "encontrará métodos de crear cooperaciones estrechas y satisfactorias con todos sus grandes vecinos", entre ellos Rusia, "Moscú y San Petersburgo son capitales más europeas que Ankara", dijo, "Ucrania, que presentará pronto su candidatura, y los vecinos mediterráneos. La solución no es integrarlos a todos, porque el sistema diluiría su identidad", apostilló.

El presidente de la Convención señaló que nadie se acuerda del cuarto criterio de Copenhague -los requisitos para el ingreso de nuevos países aprobados en 1993-, que es que la UE esté en condiciones de acoger al Estado en cuestión, y recordó en todo caso que éstos se diseñaron para los países ex soviéticos, y que para Turquía se habló entonces de "reforzar la cooperación".Según el político francés, "ha habido muy poca reflexión" sobre el futuro ingreso turco y hay que preguntarse si "la vocación de la Unión Europea consiste en una ampliación permanente".

Por un lado, señaló que en "la fase histórica" actual los "grandes imperios se están desintegrando" e hizo referencia a la Unión Soviética y a la 'partición religiosa' de la India británica para hacer hincapié en que "no se puede decir que Europa debe estar cerca de los ciudadanos y a la vez decir que se amplíe indefinidamente a perpetuidad".

Por otro lado, alertó de que con el reparto de poder que crea la Constitución europea -"con la regla de la doble mayoría el poder va en función de la población"-, Turquía tendrá "el doble de poder que España" cuando entre en la Unión. "¿Piensan ustedes que los españoles en ese momento aceptarán renunciar a ciertas competencias transfiriéndolas a un sistema en el cual los últimos en llegar tendrán dos veces más poder que ellos?", inquirió Giscard.

Evento relacionado: 

Galería