"Fórum Europa. Tribuna Catalunya" con don Ignacio Garriga, Candidato por VOX a la Presidencia de la Generalitat de Catalunya

Garriga asegura que “en ningún caso” hará presidente a Illa

Mecenas  Assistència Sanitària        socio tecnológico  Microsoft   

8 de febrero. El cabeza de lista de Vox en las elecciones autonómicas que se celebrarán en Cataluña el 14 de febrero, Ignacio Garriga, dijo en el ‘Fórum Europa. Tribuna Catalunya’ que, “en ningún caso”, hará presidente de la Generalitat al candidato del PSC, Salvador Illa.

Garriga hizo esta afirmación durante el encuentro organizado por Nueva Economía Fórum, donde indicó que no apoyaría la investidura de Illa por considerarle “responsable de la muerte y ruina de muchos compatriotas”, haciendo alusión a los fallecidos por el Covid-19 y a los problemas económicos derivados de la pandemia.

“El 'efecto Illa' se va a convertir en el 'defecto Illa'”, apuntó el candidato de Vox. Asimismo, sostuvo que “el separatismo y la izquierda destruyen la economía, crean inseguridad jurídica y en ningún caso crean seguridad económica ni social ni sanitaria”.

Afirmó que Illa ha sido “el peor ministro de la historia” y tendría que haber sido cesado “desde el minuto uno” de la pandemia. "No ha sabido garantizar la salud de las personas, sino que ha demostrado negligencia y una evidente ineptitud a la hora de afrontar esta situación extrema”, opinó.

"ALGUIEN COMPETENTE"

“Si en el Gobierno de la nación hubiese habido alguien competente, si hubiera habido un ministro de Sanidad que hubiera garantizado la seguridad del personal sanitario, hubiéramos tenido un verdadero mando único que hubiera garantizado la salud en todo el territorio”, apuntó.

Por ello, indicó que es muy importante que los catalanes acudan a votar “de forma masiva para desalojar las instituciones y que se ponga alguien al mando con capacidad técnica, rigor profesional y que su prioridad sea garantiza el estado de bienestar de todos los catalanes y no el de los políticos”, concluyó.

Al mismo tiempo, comentó que durante la última década las instituciones en Cataluña han estado "secuestradas" por el separatismo, que ha puesto la administración autonómica "al servicio de una minoría separatista que oprimía a una mayoría de catalanes”. “Yo y el equipo que me acompañe pondremos de una vez por todas las instituciones al servicio de todos los catalanes y gobernaremos para todos los catalanes”, argumentó.