El presidente de la CEIM en NEF Online

Garrido considera una “garantía de éxito” que los fondos europeos estén vinculados a reformas “cuestionadas por el Gobierno”

Mecenas Asisa, Cabify y socio Tecnológico Microsoft

23 de julio de 2020. El presidente de la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM-CEOE), Miguel Garrido, señaló en ‘NEF Online’ que el hecho de que los fondos de la UE acordados por el Consejo Europeo estén vinculados a reformas “cuestionadas por el Gobierno” es “una garantía de éxito”.

El presidente de la patronal madrileña se manifestó en estos términos durante su participación en un encuentro informativo organizado telemáticamente por Nueva Economía Fórum con el presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Madrid, Ángel Asensio. En su intervención, Garrido se refirió a las ayudas europeas como “una magnífica noticia, no sólo por la cantidad importante de fondos que van a llegar, sino sobre todo porque afortunadamente están vinculadas a llevar a cabo reformas que necesita nuestro país y que estaban cuestionadas por alguna parte de la clase política e incluso del propio Gobierno”.

“El que estemos condicionados a seguir adelante con unas reformas que van a mejorar la competitividad de nuestra economía”, prosiguió Garrido, “nos va a permitir tener una mayor garantía de que las cosas se van a hacer bien para mejorar la competitividad y la solvencia de las empresas españolas y reiniciar con ciertas garantías de éxito una recuperación que va a ser difícil y costosa, pero que, si todos trabajamos en el buen camino, que es el que nos marca Europa, seguro que salimos adelante”.

Por otro lado, Garrido indicó que las empresas atraviesan “una situación dramática en muchos casos, ya que se han acometido recetas temporales cuando el problema va mucho más allá de una parada temporal, y por tanto requiere de medidas estructurales”. “Los ERTE han ayudado mucho, pero no sirven para lo que viene, que es una caída de la actividad”, agregó.

Asimismo, ante el contexto de crisis generado por la pandemia de Covid-19, Garrido se refirió a la colaboración entre la patronal y las cámaras de comercio, afirmando que “la situación requiere que todos estemos a la altura y demos lo mejor de nosotros, puesto que el problema al que nos enfrentamos es de tal entidad que nadie podría entender que estuviéramos desunidos”.

“No es momento para las diferencias”, continuó en la misma línea, para acto seguido recordar que “partíamos ya de una situación muy beneficiosa” sobre la colaboración de ambas entidades, ya que él mismo fue durante nueve años presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Madrid.

En este sentido, explicó que las cámaras son “buenos órganos de colaboración con la administración”, ya que “defienden el interés general”, mientras que “la patronal defiende los intereses empresariales”, por lo que puso de relieve la “importante labor” ejercida por las patronales durante la crisis para trasladar a las administraciones las necesidades de los empresarios.