Fórum Europa Tribuna Catalunya con la presidenta del Parlament

Forcadell no tiene “ninguna duda” de que se celebrará el referéndum del 1 de octubre

Patrocinado por      

BARCELONA, 6 de julio. La presidenta del Parlament de Catalunya, Carme Forcadell, afirmó hoy en el ‘Fórum Europa. Tribuna Catalunya’ que no tiene “ninguna duda” de que el referéndum del 1 de octubre se celebrará porque “las urnas y los votos siempre vencerán a las amenazas y a las coacciones”.

En el citado encuentro informativo organizado en Barcelona por Nueva Economía Fórum, Forcadell aseguró que “podemos mirar el futuro con optimismo porque contamos con una sociedad adulta, responsable”, que es “consciente que los conflictos políticos se resuelven políticamente” y que decidirá “libremente cual tiene que ser el futuro político del país”.

La presidenta del Parlament definió el referéndum como “la solución democrática” para resolver el futuro político de Cataluña. “¿Quién tiene miedo a las urnas? ¿Quién tiene miedo que la ciudadanía catalana exprese su opinión? Nosotros no tenemos miedo”, apuntilló.

Asimismo destacó el reto permanente de “preservar la soberanía del Parlament” a pesar de las querellas y la persecución que recae sobre los cinco miembros de la mesa: “Ni las amenazas ni las coacciones harán apartarnos ni un milímetro de la defensa del derecho de iniciativa de los diputados y de la libertad de expresión”.

En este sentido, recordó que les ampara la garantía de la inviolabilidad parlamentaria: “Garantizaremos que en el Parlament se continúe hablando de todo aquello que interese a la ciudadanía”.

Preguntada por una eventual aplicación del artículo 155, la segunda autoridad catalana dijo que no cree que se lleve a cabo porque “no se ha hecho nunca y es muy complicado”. Pero que, en caso de darse, “defenderían la soberanía del Parlament”. Y sobre el supuesto uso de la fuerza para impedir el referéndum del 1 de octubre dijo: “¿Cómo se impedirá la voluntad democrática de un pueblo? Los votos y las urnas, en democracia, son imparables”.
RESPUESTA AL ESTADO
Forcadell incidió en este convencimiento cuando se le inquirió sobre las palabras de la vicepresidenta del gobierno de España, Soraya Sáenz de Santamaría, que afirmaba que al Estado le bastan 24 horas para paralizar la ley del referéndum: “Yo no hago futuribles; de momento esta ley todavía no está ni registrada ni presentada en el Parlament. Cuando llegue, tengo clarísimo que el 1 de octubre se votará porque es la voluntad mayoritaria de los ciudadanos de este país”.

También ironizó sobre otras declaraciones del ejecutivo español, en este caso de la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal: “Me iré de vacaciones a algún lugar donde pueda volver por tierra, mar o aire”. Esta respuesta de Forcadell vino a colación de la posibilidad que se baraja de que el Parlament de Cataluña esté operativo durante la segunda quincena de agosto y que en esas fechas se pueda firmar el decreto de convocatoria del referéndum para el 1 de octubre.

Y sobre las declaraciones del expresidente José María Aznar de que “antes que España, se romperá Cataluña”, Forcadell respondió que “la sociedad catalana no se romperá por ejercer la democracia”.

En cuestión a las relaciones con el Estado y la llamada “operación diálogo”, Forcadell denunció que el “único diálogo” que ha tenido “ha sido con los tribunales” y lo describió como “una operación de maquillaje pero no de diálogo”. Eso sí, a pesar de lamentar los “18 intentos de diálogo”, la presidenta del Parlament de Cataluña dijo que “siempre hay tiempo para hablar” y fijó la fecha límite en el mismo 1 de octubre.

Forcadell también afeó al Estado que haya “politizado la justicia” y “judicializado la política” y lamentó que esto erosiona la confianza de la ciudadanía hacia la justicia. Además, recordó que, según las Naciones Unidas, el estado de derecho implica cumplir con “las normas y los principios internacionales de derechos humanos”.

En este sentido defendió que “comprar urnas por parte de las comunidades autónomas es legal”, criticó que los tribunales juzguen el uso que se hará de esas urnas, y denunció que se juzguen las intenciones, una figura que, dijo, no reconoce el derecho penal.

CONTEMPLA LA VICTORIA DEL NO
La presidenta admitió que contempla cualquier resultado en el referéndum, incluso la victoria del no: “Evidentemente, no sabemos cuál será el resultado. La fuerza de la democracia es esta. Defendemos que todo el mundo pueda votar sí, que pueda votar no, o que pueda votar en blanco. Sea cual sea reflejará las voluntades mayoritarias del pueblo de Cataluña”. Y continuó: “Pero lo defendemos porque entendemos que este conflicto se tiene que resolver políticamente y la única forma de resolverlo es votando”.

La ponencia de Forcadell fue presentada por el profesor de derecho constitucional de la Universitat de Barcelona y miembro del Consell Assessor per a la Transició Nacional (Consejo Asesor para la Transición Nacional), Joan Vintró, quien criticó la intervención del Tribunal Constitucional en resoluciones parlamentarias y alabó la posición firme de la presidenta ante el convencimiento de la soberanía del Parlament. Al acto acudieron personalidades como el expresidente de la Generalitat, José Montilla; la expresidenta del Parlament, Núria de Gisper; así como representantes del actual ejecutivo, de la mesa del Parlament y los diferentes grupos parlamentarios.

Evento relacionado: 

Galería