"Fórum Europa. Tribuna Catalunya" con don Josep Sánchez Llibre, Presidente de Foment del Treball Nacional

Foment del Treball denunciará el Impuesto sobre el Patrimonio ante el Tribunal Constitucional

Mecenas  Assistència Sanitària        socio tecnológico  Microsoft   

- Aboga por su supresión para evitar el 'dumping' fiscal entre comunidades autónomas

10 de diciembre. El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, anunció en el 'Fórum Europa. Tribuna Catalunya' que su organización va a denunciar ante el Tribunal Constitucional, a través del Defensor del Pueblo, el Impuesto sobre el Patrimonio cuando se produzca la entrada en vigor de los Presupuestos Generales del Estado de 2021 que le dan carácter definitivo.

En este evento organizado por Nueva Economía Fórum, Sánchez Llibre reveló que ha tratado esta cuestión con el presidente de CEOE, Antonio Garamendi, por lo que es posible que la patronal española se sume a este recurso.

Según explicó el presidente de Foment, su recurso se justifica porque se trata de un “impuesto confiscatorio” que es contrario a lo recogido en el artículo 31.1 de la Carta Magna.

A este respecto, denunció que pagar un impuesto del 3,5% sobre el patrimonio en un momento en que los tipos pagados por los bonos del Estado están en negativo en la mayoría de los plazos no tiene sentido.

Además, lamentó que España es el único de los países de la OCDE en el que existe este impuesto, que con los nuevos presupuestos pasa de ser transitorio a ser definitivo. “Es una injusticia tremenda”, sentenció.

ARMONIZACIÓN FISCAL

Sánchez Llibre fue preguntado también por su opinión sobre la polémica surgida tras el acuerdo con ERC sobre los Presupuestos Generales del Estado que contempla la armonización fiscal entre las comunidades autónomas.

Tras rechazar posicionarse porque, según su punto de vista, “se trata de una cuestión lanzada a destiempo en vigilias de una campaña electoral", señaló que es precisamente en el Impuesto del Patrimonio en el que se pueden plantear agravios comparativos entre las autonomías, lo que refuerza su demanda de que sea eliminado.

“No queremos entrar en este debate porque lo que defendemos es una fiscalidad competitiva y esta fiscalidad hoy en día no se da en Cataluña, donde la Generalitat planteó un incremento impositivo para familias y empresas que no era pertinente”, lamentó, antes de criticar que “esto se junta con la fiscalidad del Estado”.

Por último, concluyó que “España necesita una reforma fiscal en profundidad y una estrategia para luchar contra la economía sumergida”, además de la reforma de la financiación autonómica.