Josep Fèlix Ballesteros en el 'FÓRUM EUROPA. Tribuna Catalunya'

"Estoy convencido de que habrá un buen acuerdo de financiación"

Patrocinio de   

BARCELONA, 15 de octubre. El alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros, ve en el Estatuto catalán una mejor consolidación de la autonomía local y por ello confía en qué el Gobierno autonómico conseguirá obtener del Ejecutivo central un buen acuerdo de financiación para Cataluña. "En contra de lo que desde determinados ámbitos nos quieren hacer creer, no se trata de una discusión sobre dinero, sino que es una negociación sobre recursos para afrontar necesidades tan básicas como, por ejemplo, la sanidad o la educación", dijo Ballesteros en el marco del 'FÓRUM EUROPA. Tribuna Catalunya', celebrado hoy en Barcelona y organizado por Nueva Economía Fórum.

El alcalde de Tarragona hizo estas declaraciones en presencia del consejero de Economía de la Generalitat, Antoni Castells, que presentó el acto y que evitó hablar de las negociaciones con el Gobierno español para conseguir un buen acuerdo de financiación.

Ballesteros manifestó que confía "plenamente en la capacidad de nuestro país para resolver, positivamente, este tema, que afecta de lleno a nuestros intereses".

Asimismo, el alcalde precisó que "ahora es el momento de trabajar con exigencia, discreción y perseverancia para llegar al mejor acuerdo posible para los intereses de Cataluña".

Ballesteros consideró clave un buen modelo de financiación, porque actualmente "los ayuntamientos estamos asumiendo un elevado grado de responsabilidades y de competencias a partir de unos recursos claramente insuficientes".

Ballesteros afirma que se mantendrán las inversiones y proyectos de futuro previstos, pese a la crisis

El alcalde de Tarragona reconoció hoy que el Ayuntamiento ha notado un descenso del 40% en sus ingresos a causa de la crisis en el sector de la construcción, aunque aseguró que los presupuestos mantendrán la inversión, "porque es la fuente de riqueza" y "Tarragona es, y ha de seguir siéndolo aún más, una ciudad competitiva". Durante su conferencia, Ballesteros manifestó que Tarragona está preparada para hacer frente a la crisis, y, "si me lo permiten, lo estamos más que el resto de demarcaciones".

Insistió en que seguirán adelante proyectos como la apertura de un centro de El Corte Inglés que dará trabajo a 600 personas o la inversión, de casi 300 millones de euros, por parte del puerto de Tarragona, con la concesión de la terminal de contenedores a la empresa DPWorld y la adjudicación también de una nueva terminal polivalente a la empresa Tarragona Port Services, una inversión que también supondrá la creación de 3.000 nuevos puestos de trabajo.

Ballesteros destacó otros proyectos que ayudarán a la creación de empleo en la ciudad, mientras que recalcó que el sector químico de Tarragona se encuentra en muy bueno estado de salud.

El responsable del equipo de gobierno municipal insistió en que no habrá cambios tampoco en grandes proyectos de futuro, como convertir la ciudad en la Capital Cultural Europea en 2016 o ser sede de los Juegos del Mediterráneo en 2017.

TERREMOTO FINANCIERO

La intervención de Josep Fèlix Ballesteros en el "Fórum Europa. Tribuna Catalunya" fue presentada por el consejero de Economía de la Generalitat, Antoni Castells, que admitió que se está en una situación económica delicada.

El consejero catalán insistió en que la receta para superar el actual difícil momento económico es "trabajar más, ser más productivos y diversificar más nuestra economía".

Castells considera que "estamos saliendo ya del terremoto financiero" y manifestó que "Cataluña ha salido de situaciones mucho más difíciles que ésta".

El alcalde de Tarragona considera un "error histórico" que la estación del AVE no esté en la capital

Josep Fèlix Ballesteros manifestó hoy que la logística es un factor clave para el desarrollo económico, por lo que consideró "un error histórico y una oportunidad perdida el haber aceptado que la estación del AVE del Camp de Tarragona no esté en la capital". Se trata, a su juicio, de un hecho claramente diferencial respecto al resto de capitales catalanas, que sí cuentan con este equipamiento en sus términos municipales. Ballesteros lamentó que no sólo "hemos perdido la estación del AVE", sino que "la estación actual corre el riesgo de convertirse en una estación de segunda". Asimismo, apuntó que se está trabajando para mejorar la conexión de la estación con la ciudad.

Entre los proyectos pendientes, el alcalde también destacó la mejora de la conexión ferroviaria del puerto de Tarragona, que "tiene que facilitar el tráfico de mercancías", el desdoblamiento total de la N-340 en todos sus tramos, la construcción de nuevas terminales con más capacidad en el aeropuerto de Reus o la remodelación de la fachada marítima.

"Estos proyectos se mantienen, aunque la situación económica actual es complicada", dijo Ballesteros, para quien el objetivo del Ayuntamiento sigue siendo la inversión como la mejor fuente de riqueza.

En presencia del consejero de Economía catalán, Antoni Castells, Ballesteros también se felicitó por otros proyectos cumplidos, como la construcción del tercer carril en la autopista AP-7 y la supresión de los peajes troncales de Tarragona en sentido norte y de Vendrell en sentido sur. "Por primera vez, éste verano no ha habido retenciones", manifestó.

Evento relacionado: 

Galería