El Comisario Europeo de Asuntos Económicos y Monetarios en el Foro de la Nueva Economía

España "puede permitirse el lujo" de incurrir en déficit en 2008 ó 2009, siempre que no supere el 3%

Con la colaboración de 

MADRID, 18 de septiembre. El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, subrayó hoy que España no debe preocuparse por acabar el año con un déficit en sus cuentas o por presentar unos presupuestos con saldo negativo para 2009, siempre que no supere el 3% del PIB. Así lo aseguró hoy en el Foro de la Nueva Economía organizado por Nueva Economía Fórum, donde señaló que el pacto de estabilidad presupuestaria comunitario "tiene márgenes de flexibilidad".

En el caso de España, "puede permitirse el lujo de no preocuparse por enseñar un déficit al final de este año o un presupuesto con déficit para 2009" y afirmó que "nadie" debería llevarse "las manos a la cabeza" si eso ocurriese.

"No es un problema difícil para España, el problema sería romper los límites del 3% del déficit y empezar a acumular deuda para las generaciones futuras", añadió.

Sin embargo, Almunia se mostró convencido de que "el Gobierno español está perfectamente, plenamente, seriamente comprometido con que el déficit no supere los límites" que fija el plan estabilidad presupuestaria.

Sobre la crisis económica, el comisario europeo subrayó que "sabemos lo que hay que hacer y sabemos lo que no hay que hacer", pero admitió que "lo que no sabemos es cuánto va a durar".

En este sentido, no descartó que en Europa se puedan producir intervenciones en entidades como las que ha llevado a cabo la Reserva Federal en Estados Unidos, aunque subrayó que, en todo caso, sería en aquéllas que llegaran a una situación de "riesgo sistémico".

Es decir, aclaró, situaciones en las que la no intervención del Estado con los recursos públicos hiciera que "saliéramos de esa situación en peores condiciones".

Preguntado sobre cuándo se enteró de que la economía entraba en crisis, Almunia señaló que "el 9 de agosto de 2007", cuando estalló los problemas de las hipotecas "subprime" en Estados Unidos". Sin embargo, recordó que la Comisión Europea avisó "por primera vez de los riesgos de descenso de liquidez" y de la "mala apreciación de riesgos bastante tiempo antes".

Evento relacionado: 

Galería