Fórum Europa con el presidente de AIREF

Escrivá pide un “compromiso firme” a las formaciones políticas con la sostenibilidad presupuestaria

Bajo el mecenazgo de             

MADRID, 15 de enero. El presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), José Luis Escrivá, reclamó este martes en el Fórum Europa a las formaciones políticas un mayor “compromiso firme” con la sostenibilidad presupuestaria, para que ésta no sea “una cuestión partidista”.

Durante su intervención en el citado acto informativo, organizado por Nueva Economía Fórum, Escrivá recordó que el endeudamiento de España creció 40 puntos desde su entrada en la unión monetaria, pasando de alrededor de un 60% de ratio de deuda en relación al PIB al actual nivel cercano al 100%, muy lejos del objetivo para 2020 de volver a ese “razonable” 60%, por lo que señaló que España es “muy vulnerable” ante posibles subidas de los tipos de interés o incrementos en el gasto por el envejecimiento de la población.

SOSTENIBILIDAD
El presidente de la autoridad independiente subrayó que la “razón de ser” y “objetivo único” de la Airef es la sostenibilidad de la deuda pública y mantener el endeudamiento de las administraciones públicas por debajo de un determinado umbral, consensuado en ese 60%.

Así, comparó la situación de España con la de otros países como Alemania y Holanda, y destacó que los países con un menor endeudamiento tienen “una calidad institucional muy superior en el ámbito presupuestario”, por lo que recomendó tomar nota de sus instituciones.

En este sentido, resaltó que en esos países existen marcos efectivos a largo plazo que limitan la toma de decisiones “cortoplacistas y arbitrarias”, así como mejores condiciones de gobernanza, aspectos en los que “España tiene un margen de mejora inmenso”.

Por ello, abogó por el “reforzamiento institucional en el ámbito fiscal y presupuestario” para mejorar la credibilidad de España, lo que permitiría una mayor confianza internacional y mejorar índices como la prima de riesgo y la calificación de la deuda.

Para ello, defendió que se alcance “un punto de encuentro” entre quienes prefieren un ritmo más rápido o más lento de desendeudamiento para fijar un objetivo en el medio y largo plazo que permanezca al margen de cuestiones partidistas y no se vea afectado por “medidas espasmódicas” .

PRAGMATISMO
En este sentido, se refirió a que en el paso del bipartidismo a la fragmentación parlamentaria vivido en España en los últimos años, se puede “aprender de los países que llevan muchos años funcionando en estas condiciones” y que en este aspecto “Holanda es una referencia”, ya que en dicho país se diseñan planes presupuestarios a desarrollar durante toda la legislatura, ofreciendo “una estabilidad razonable a largo plazo”. “Es un modelo lleno de pragmatismo”, afirmó, para añadir que “hay parámetros e ‘inputs’ del ámbito presupuestario que se deben sacar del debate político”.

En la misma línea, subrayó que aunque España sea “uno de los países con mayor grado de descentralización, esto no tiene que ser razón de inestabilidad presupuestaria”, poniendo como ejemplo a otros países con alto grado de descentralización como Alemania, Australia, Canadá o los países nórdicos.
 

Evento relacionado: 

Galería