NEF Online con don José Luis Escrivá, Ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones

Escrivá espera el acuerdo en pensiones en esta semana y cree que “no hay que cambiar para nada” la edad legal de jubilación

Mecenas    socio tecnológico Microsoft  

28 de junio. El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, señaló en el Fórum Europa que “es razonable pensar” que habrá acuerdo con los agentes sociales esta semana para un primer bloque de reforma en pensiones y consideró que “no hay que cambiar para nada” la edad legal de jubilación, que alcanzará los 67 años.

En este acto informativo organizado por Nueva Economía Fórum, el ministro fue preguntado sobre la reforma de una primera parte del sistema de pensiones y si espera que se cierre en esta semana, a lo que respondió que “sí, es razonable pensar” eso. Este lunes hay una reunión de los negociadores habituales por parte del Gobierno y los agentes sociales para ultimar el acuerdo.
 
Escrivá afirmó que tiene "las mayores de las expectativas” en ese pacto dados “los últimos encuentros que vamos a tener esta semana” y en que se ponga final al texto “de forma inminente”.
 
Señaló que el trabajo ha tenido como marco las recomendaciones de la comisión del Pacto de Toledo y la reforma comprometida en base a esas recomendaciones en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia ya aprobado por la Comisión Europea para canalizar los fondos comunitarios.
 
En base a ello, las pensiones se actualizarán tomando como base la evolución de los precios y los sindicatos ya han avanzado que el Factor de Sostenibilidad se derogará ya en este primer paquete de reforma. El Gobierno se ha comprometido con Bruselas a sustituir el Factor de Sostenibilidad por un “mecanismo de equidad intergeneracional”.
 
Preguntado sobre la penalización a las jubilaciones anticipadas voluntarias que se recogerá en el acuerdo y la prohibición de la jubilación forzosa en los convenios colectivos, el ministro explicó que “tenemos que ir transicionando” hacia un modelo en el que “las personas se mantienen en el mercado de trabajo y hay que hacerlo con incentivos voluntarios, no hay que cambiar para nada la edad de jubilación” legal, que alcanzará los 67 años en 2027 para quienes tengan menos de 38 años y seis meses cotizados. En este aspecto, agregó que la jubilación a los 67 años es “perfectamente asumible” y que “hay que ver con naturalidad” que se vaya retrasando el retiro.
 
Además, el ministro incidió en que España tiene una tasa de actividad de los mayores de 55 años de las más bajas, “si no la más baja de toda Europa”, y en la reforma habrá incentivos “voluntarios” para alargar la edad de retiro. Señaló que el despliegue de las medidas será “gradual” y que la reforma del sistema de pensiones “está pensada para que dure 25 años”.
 
Otra de las medidas que formará parte del primer paquete será el nuevo sistema de cotización de los autónomos en función de los ingresos reales. Escrivá señaló que “hay que encontrar el mecanismo, sobre todo, de transición” y que para ello se está trabajando con el Ministerio de Hacienda. Recordó que en el primer semestre del año que viene se debe poner en marcha este nuevo sistema y que con el mismo, dos tercios de los autónomos pasarán a cotizar por debajo de lo que lo hacen ahora.
 
Preguntado sobre si las medidas de la reforma serán suficientes ante el déficit que arrastra la Seguridad Social, Escrivá respondió que el compromiso es que el Estado vaya asumiendo los “gastos impropios”, y además de los 14.000 millones que ya financia este año, termine de asumir en lo que resta de legislatura todos esos gastos que tienen un importe “superior” a 18.000 millones de euros y que son déficit para la Seguridad Social. “En estos momentos, si se contabilizaran bien las distintas partidas que componen los gastos de la Seguridad Social, no debería tener un déficit”, afirmó.
 
Sobre los incentivos a la contratación que financia el Sistema, el ministro señaló que hay una “reflexión todavía en marcha para que cualquier esquema de incentivos termine generando empleo neto adicional y eso requiere cambios sobre el sistema actual”, dado que hasta ahora están suponiendo un “peso muerto” para la generación de empleo.