Encuentro el futuro del vino español en el Foro Nueva Economía

Enólogos y productores de vino defienden la importancia de innovar en el sector dentro de su proceso de adaptación

Con el patrocinio de       y la colaboración de      

MADRID, 25 de noviembre. Un grupo de enólogos y productores de vino defendieron este lunes, en un encuentro organizado por el Foro de la Nueva Economía, la importancia de innovar en el sector vitivinícola como parte fundamental de su adaptación a los nuevos retos.

Así lo aseguraron en la mesa ‘Cómo elaborar los vinos para los consumidores del futuro. Nuevas tecnologías y tendencias’ dentro de la jornada ‘El futuro del Vino’ organizada por el Foro de la Nueva Economía. El coloquio estuvo moderado por el director general de la Federación Española del Vino (FEV), José Luis Benítez.
 
En él, la directora de enología de Pernod Ricard Bodegas, Elena Adell, señaló que “la tecnología nos ayuda a todos porque facilita el conocimiento". No obstante, explicó que para llegar al desarrollo de esa tecnología "ha habido que probar y ensayar muchísimo, y ahora mismo estamos en el comienzo de una nueva rueda: obtenemos unos datos, alguien los interpreta y en base a esa interpretación tomamos decisiones”.
 
En la misma línea se pronunció el director gerente de Protos, Carlos Villar: “La tecnología es fundamental en el mundo del vino ya que sin la mano del hombre no funcional. Hay que avanzar siempre en innovación y tecnología siempre que las usemos para afianzar nuestra personalidad y no para perderla”.
 
El presidente de la Comisión Técnica de la Federación Española del Vino (FEV), Javier Sanz, defendió que la autenticidad es “totalmente compatible” con las nuevas técnicas y tecnologías.
 
El director de Parsec Enología, Leo Forte, señaló que “no es que la tecnología sea buena o mala en sí misma, sino que son buenas si consiguen ser útiles”.
 
EL DEBATE DEL VINO NATURAL
 
En este debate, el director general de la Organización Internacional del Vino (OIV), Pau Roca, defendió que “hay una tendencia en definir el vino natural, y no podemos caer en esa tentación”. “Ningún vino es natural: todos tienen la intervención del hombre y su conocimiento. Entrar en una definición de este tipo nos lleva al maniqueísmo”, puntualizó.
 
Adell aseguró que ella, “como consumidora, estaría confusa” por las distintas categorías de vinos que existen: biológicos, ecológicos, biodinámicos… “Detrás de esto subyace la idea de que, detrás de estos conceptos, hay productos más sanos o sostenibles, cuando sabemos que no es así necesariamente”.
 
Por ello, pidió que se clarifiquen las reglas del juego para que “todos nos enteremos, tanto productores como consumidores”.

Galería