NEF Tendencias con don José D. Bogas, Consejero Delegado de ENDESA

Endesa y Enel coinciden en que los próximos tres años son “cruciales” para el desarrollo del hidrógeno verde

11 de enero de 2021. Los consejeros delegados de Endesa y Enel, José Bogas y Francesco Starace, coincidieron en el foro 'NEF Tendencias' al señalar que los próximos tres años son “cruciales” para determinar si el hidrógeno verde puede llegar a ser competitivo.

En este evento, organizado por Nueva Economía Fórum, Bogas indicó que en estos tres años se debe definir la hoja de ruta de esta tecnología que debería ser básica como alternativa a la electricidad en industrias de gran consumo energético y en el transporte aéreo y marítimo.

“La inversión vendrá luego”, apuntó el máximo ejecutivo de Endesa, quien incidió en la especial importancia que puede jugar el hidrógeno verde en la descarbonización de los sistemas eléctricos de Canarias y Baleares, así como de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. A este respecto, indicó que “el reto fundamental” es reducir su coste y se declaró “optimista” en relación con su desarrollo.

Además, señaló que Endesa ha presentado una veintena de proyectos relativos a esta tecnología, ubicados básicamente en zonas industriales, ya que considera que es importante que se produzca cerca de donde se va a consumir para no tener que afrontar grandes costes por su transporte.

Por su parte, Starace coincidió en que el hidrógeno verde “será importante” en sectores donde la electrificación encuentra dificultades, como la producción de cemento o acero, así como el transporte marítimo y aéreo.

En todo caso, advirtió de que el desarrollo del hidrógeno solo tiene sentido “siempre que sea descarbonizado” y destacó que “Europa lo ha entendido muy bien” al impulsar la electrólisis.

Sin embargo, advirtió también de que “los costes son el problema”, ya que ahora cuesta el doble producir hidrógeno verde que el hidrógeno convencional a partir del gas, aunque confía en que estos costes se puedan reducir de forma importante en los próximos años.

Por ello, Enel, grupo en el que está incluido Endesa, prevé una inversión de entre 300 y 400 millones en esta tecnología en los próximos tres años. “Son las primeras fases de un proyecto que va a desarrollarse después”, apuntó Starace, aunque alertó de que si “en estos tres años no da señales de progreso importantes, no lo hará en los futuros 30 años”.