José Juan Toharia y José Ignacio Wert en el Fórum Europa

En las elecciones gallegas y vascas destaca la "contracción nacionalista"

Patrocinio de             

MADRID, 5 de marzo. El presidente de Metroscopia, José Juan Toharia, y el presidente de Inspire Consultores, José Ignacio Wert, coincidieron hoy en destacar la "contracción nacionalista" como la conclusión más destacada que se puede extraer del resultado de las elecciones gallegas y vascas.

En una sesión de análisis celebrada en el Fórum Europa, organizado por Nueva Economía Fórum, ambos sociólogos concluyeron que el retroceso de las opciones nacionalistas ha sido especialmente acusado en Galicia, aunque también es un fenómeno constatable en el País Vasco.

En Galicia, Toharia considera que los ciudadanos han percibido el gobierno de coalición entre el Partido Socialista y el BNG como dos gobiernos, y afirmó que los nacionalistas han pagado en las elecciones del domingo su “deslealtad institucional”.

Por su parte, Wert insistió en el “efecto letal de las malas compañías” del PSOE en el resultado obtenido por esta formación en las elecciones gallegas, y el peor aún logrado por el BNG.

Haciendo una traslación en clave nacional y analizando  los efectos que las elecciones vascas y gallegas pueden tener sobre el liderazgo de Mariano Rajoy y de José Luis Rodríguez  Zapatero, los dos sociologos coincidieron en que los resultados plantean más problemas al líder socialista y deparan mayores ventajas al presidente del PP.

Según Toharia, los comicios del domingo “suponen muchos más problemas para Zapatero que para Rajoy”. En el PP, la victoria gallega está actuando como “un bálsamo” y ha tenido el poder de aplacar “al menos por un tiempo” las luchas internas de poder interno.

En cambio, a Zapatero le plantea dificultades nuevas relacionadas con los apoyos del Gobierno de España, que en múltiples ocasiones ha dependido del respaldo del PNV o del BNG, cuyo apoyo queda ahora en entredicho.

En opinión de José Ignacio Wert, el problema que ahora tiene Zapatero, sobre todo si Patxí López acaba siendo lehendakari, es de “difícil solución”, mientras que el PP se ha podido dar cuenta de que a su electorado “no le muerde” ni los conflictos internos del partido, ni los casos de corrupción, ni los cambios estratégicos.

Galería