Fórum Europa con don Juan García-Gallardo, Vicepresidente de la Junta de Castilla y León

El vicepresidente de Castilla y León asegura que a los independentistas “se les espía demasiado poco”

Mecenas    

MADRID, 9 de mayo. El vicepresidente de Castilla y León, Juan García-Gallardo, de Vox, aseguró en el Fórum Europa que a los independentistas “se les espía demasiado poco”, en referencia la polémica por el uso del programa Pegasus para intervenir las comunicaciones de dirigentes nacionalistas catalanes y vascos.

García-Gallardo hizo esta afirmación en Madrid en un encuentro organizado por Nueva Economía Fórum, donde fue presentado por el portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros.

Respecto al llamado 'caso Pegasus', el vicepresidente de Castilla y León sostuvo que a los independentistas “se les espía demasiado poco” y que el problema es que formaciones que no creen en España están “sosteniendo” al Gobierno de Pedro Sánchez.

Asimismo, indicó que a los partidos independentistas hay que “ilegalizarlos” y el problema en España es que estas formaciones están dentro de las instituciones, influyen en el Gobierno y condicionan la marcha del país. Respecto a que se pida el cese de la directora del CNI, Paz Esteban, por el espionaje con Pegasus, sostuvo que hay que actuar con la “máxima prudencia” en este aspecto, puesto que en una democracia las acusaciones sólo las prueban los tribunales.

OLONA ES “UNA JOYA”

Por otra parte, respecto a las elecciones en Andalucía del próximo 19 de junio, García-Gallardo pronóstico que su partido logrará en estos comicios un “gran éxito” y experimentarán un aumento “significativo” del número de escaños.

Además, aseguró que la candidata de Vox a la Presidencia andaluza, Macarena Olona, “es una joya” y “lo va a hacer muy bien como presidenta de la Junta”. Añadió que el líder de su formación, Santiago Abascal, ha pronosticado que alcanzarán la cabeza del Gobierno andaluz y “suele acertar en sus predicciones”.

Al mismo tiempo, se refirió a que sería un “fracaso” que el buen entendimiento que hasta ahora existe entre PP y Vox dentro del Gobierno de Castilla y León se deteriorase tras las elecciones andaluzas, en referencia a que los populares estuvieran esperando esa cita para distanciarse del partido de Abascal.

Evento relacionado: