Ubaldo Nieto en el Fórum Europa

El presidente del Tribunal de Cuentas desaconseja donaciones anónimas a los partidos y cuestiona la financiación pública

Ubaldo Nieto se pronuncia en contra de las donaciones anónimas a los partidos políticos en el Fórum Europa

MADRID, 27 de abril de 2005. El presidente del Tribunal de Cuentas, Ubaldo Nieto, se pronunció hoy en contra de que existan donaciones anónimas a los partidos políticos, ya que considera que su control resulta "imposible". Además, y como ciudadano que se define "liberal", cuestionó que las formaciones reciban financiación pública. En el Fórum Europa organizado por Nueva Economía, con la colaboración de Europa Press y patrocinado por ING y BT, Nieto recordó que el Tribunal de Cuentas ya hizo pública en octubre de 2001 una moción con sus criterios para la reforma de la Ley de Financiación de los Partidos Políticos, vigente desde 1987 y pendiente de reforma desde hace varios años, sin que hasta el momento haya habido acuerdo entre los partidos mayoritarios.

Precisamente uno de los escollos para el consenso son las donaciones anónimas a los partidos, que tanto el PP como los nacionalistas de CiU y PNV piden mantener, mientras que el PSOE, ERC e IU-ICV abogan por eliminar.

Tras reafirmar su defensa de la "transparencia", Nieto explicó que para el Tribunal Constitucional es "imposible" controlar las donaciones anónimas dado que se desconoce al autor de la aportación económica.

IMPOSIBLE CONTROLAR LÍMITES

 

Es más, avisó de que si se fija un límite de financiación privada a los partidos y a renglón seguido se permiten las donaciones anónimas, pues ese límite queda inutilizado porque ya no hay garantías de cumplimiento. Ahora bien, agregó que el Tribunal de Cuentas no tiene "comprobado" que detrás de las

donaciones anónimas haya prácticas de corrupción.

Pero además, cuestionó la idea de financiar a los partidos políticos con fondos públicos, vía presupuestos, como proponen las formaciones de izquierda, incluyendo al PSOE. Como "contribuyente", se preguntó por qué el Estado ha de sufragar a los partidos, y como "liberal", avisó de que "donde hay financiación pública hay jerarquía, hay burocracia y hay falta de participación".

En el caso concreto del reciente referéndum sobre la Constitución Europea, para el que los partidos acordaron recibir partidas presupuestarias pese a que la Ley Electoral no permite financiar referendos, el presidente del órgano fiscalizador no quiso adelantar acontecimientos y advirtió de que el Tribunal de Cuentas ya verá en su momento este "sistema especial" acordado por los partidos.

"ESOPERANDO" LA REFORMA DE LA LEY

 

Nieto dijo también que la Ley de Financiación de los Partidos Políticos no está "conectada" con la que regula el régimen electoral y no contempla a los partidos políticos en su conjunto. Además, recordó que en el entorno europeo no hay otro Tribunal de Cuentas, además del español, que tenga la competencia de fiscalización de los partidos políticos, ya que estos no son sector público.

En ese contexto, admite que la labor del órgano fiscalizador en relación con los partidos políticos está limitada y por ello cree necesaria la mejora de la legislación. Para ello presentaron su moción en 2001 y ahí siguen "esperando que se haga caso" a las recomendaciones del tribunal.

Por último, se refirió a la polémica de su última reelección, cuando el PSOE, como partido mayoritario tras las generales, reclamaba que alguno de los consejeros que propuso accediese a la Presidencia de la institución, pero los representantes elegidos en su día por el PP, que cuentan con mayoría heredada de la última legislatura de José María Aznar, rechazaron el cambio.

Ubaldo Nieto, que lleva 27 años como consejero, quiso dejar claro que siempre se ha sentido "independiente" y que considera que tiene toda la "legitimidad" para desempeñar el puesto. "A lo mejor no soy el presidente que le gusta a todos, pero le gusta a la institución", concluyó.

Evento relacionado: 

Galería