Felipe Calderón en el Foro de la Nueva Economía

El Presidente de México apuesta por un país "seguro" con una policía que no esté al "servicio del delito"

Con la colaboración de The Wall Street Journal y el patrocinio de OHL

MADRID, 13. El presidente de México, Felipe Calderón, dijo hoy que uno de los objetivos de su Gobierno es conseguir un "México seguro" en el que la Policía Federal "esté al servicio del ciudadano y no al servicio del delito". Calderón, que hizo estas decalaraciones en el Foro de la Nueva Economía, organizado por el Nueva Economía Fórum, aseguró que una de las cuestiones centrales que ocupa a su Gobierno es frenar la "nueva criminalidad global" que sufre México.

En la estrategia para "construir" ese "México seguro" participan tanto la Policía Federal como el Ejército, explicó. Un proceso que esta costando la vida de criminales y "desgraciadamente" también de policías y militares.

 

Una de las tareas para ver cumplido este proyecto de mejora de la seguridad es "construir un verdadera policía federal" y para conseguirlo, entre otras cosas, el Gobierno que preside decomisó más de 1.500 armas de asaltos, de 1.000 granadas y 24 toneladas de cocaína, el "mayor" alijo de todo el mundo "en un sólo embarque".

 

Asimismo, en esta tarea también consideró fundamental garantizar que las escuelas tanto en su entorno como en cu interior sean un espacio seguro. "Estamos trabajando para limpiar México" y "la casa la vamos a dejar bien", reiteró.

 

Pero, en este asunto de la seguridad mexicana también reclamó a EEUU que acepte la "corresponsabilidad" que comparte con la República de México.

 

En este sentido, recordó que el principal mercado de droga está en Estados Unidos, país del que también proceden gran parte de las armas decomisadas en México. Por eso, exigió a EEUU "que hagan su trabajo".

Evento relacionado: 

Galería