El presidente del PDeCAT, David Bonvehí en Tribuna Catalunya

El PDeCAT espera que gane Sánchez para mantener “las mismas exigencias” que en los Presupuestos

Bajo el mecenazgo de Assistència Sanitària

BARCELONA, 8 de marzo. El presidente del PDeCAT, David Bonvehí, confió este viernes en el ‘Fórum Europa. Tribuna Catalunya’ en que Pedro Sánchez gane las elecciones generales del próximo 28 de abril porque, "si nosotros somos decisivos", mantendrá en el Congreso de los Diputados su "exigencia" de que el Gobierno de España deberá afrontar "de una vez por todas el problema político catalán".

En este encuentro informativo organizado en Barcelona por Nueva Economía Fórum, Bonvehí aseveró que “Sánchez no es Rajoy” y recalcó que las posiciones de su partido y del resto de los parlamentarios separatistas no se moverán "de este espíritu de diálogo y de las exigencias que hemos puesto hasta ahora”.
 
Bonheví advirtió de que, “si no se afronta este problema, es evidente que nosotros no podemos continuar haciendo la político que hemos ido haciendo en los últimos 40 años en el Congreso porque para nosotros es el principal objetivo”.
 
La lista del PDeCAT para el Congreso todavía se está configurando, según explicó su presidente: “No hablamos tanto de nombres sino de acciones que tenemos que hacer en Madrid. Ser necesarios sea cual sea la gobernabilidad para ser parte activa y decisivos para reivindicar las necesidades de nuestro país”.
 
Recordó que estas reivindicaciones pasan no solo por “la solución política Cataluña- España”, sino por exigir “los derechos democráticos y los derechos de todas las personas que están en prisión y en el exilio, derechos democráticos y fundamentales que en algunos momentos creemos que se están vulnerando en el estado español".
 
"No puede ser que en el siglo XXI tengamos a nuestros presos que estén juzgados actualmente en las condiciones que los tenemos a nivel penitenciario”, apostilló Bonvehí sobre el juicio del Tribunal Supremo.
 
El líder independentista admitió que no son “suficientemente fuertes” para enfrentarse “abiertamente a un Estado consolidado como el español”, pero que sí son “suficientemente fuertes para mantener la posición”. “Es un problema político que se tiene que resolver con política y no en la sala segunda del TS”, criticó.
 
De este final de legislatura, Bonvehí admitió que no les “gusta” que el Gobierno de Sánchez esté gobernando a base de decretos sin el debate parlamentario.

Evento relacionado: 

Galería