Alberto Núñez Feijóo en el Fórum Europa

El Partido Popular de Galicia abre la puerta a un pacto con el BNG "sin renunciar" a sus principios

Con el patrocinio de BT, Red Eléctrica de España y Asisa

MADRID, 19 de mayo. El presidente del Partido Popular de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, dejó hoy abierta la posibilidad de alcanzar un pacto de gobierno con el BNG después de las elecciones autonómicas previstas para el año que viene, aunque "sin renunciar" a sus principios políticos. Durante un desayuno informativo del Fórum Europa, organizado por Nueva Economía Fórum, Feijóo aseguró que, después de los comicios gallegos, no hará "nada que el partido no haya hecho previamente a nivel nacional", en alusión a los pactos que Aznar alcanzó en 1996 con nacionalistas como CiU, PNV y CC.

Feijóo pidió "no confundir hablar con someterse" a las demandas de los nacionalistas y dejó claro que él no cree "en partidos camaleónicos, sin principios y sin criterios".

No obstante, no descartó un pacto con el BNG después de las elecciones gallegas, aunque expresó su deseo de que el PP consiga mayoría absoluta -como Aznar en el año 2000- para que no sea necesario un acuerdo de gobierno con los nacionalistas.

Para que la cita con las urnas del año que viene sea más democrática, Feijóo reclamó una reforma de la Ley Electoral para que "el más votado tenga la iniciativa de formar gobierno" y para que todos los gallegos expresen su voto en urna cerrada.

Feijóo explicó que el 12% de los gallegos vive actualmente en el extranjero y, como tal, no tiene la oportunidad de votar el día de los comicios en urna en la oficina de la embajada española.

A su juicio, "es necesario garantizar que los emigrantes voten en las urnas" porque actualmente se produce un "abuso" con el Censo Electoral de Residentes Ausentes (CERA), ya que "el sistema permite el abuso".

El líder del PP de Galicia presentó un panorama político en su comunidad definido por "la división, la incompetencia y el desencanto generalizado" que, según dijo, ha generado el gobierno socialista y nacionalista de la Xunta.

Por eso, se propuso "recuperar la dignidad" si consigue convertirse en el próximo presidente de la Xunta. Para ello, prometió centrarse en tres problemas: la financiación autonómica, el desarrollo de las infraestructuras y la economía.

En materia lingüística, dejó claro que "no ha cambiado ni un milímetro" la posición del Partido Popular para que se promueva el uso conjunto del gallego y el castellano dando plena libertad a los ciudadanos.

Evento relacionado: 

Galería