NEF Online con don Jaume Duch, Director General de Comunicación y Portavoz del Parlamento Europeo

El Parlamento Europeo cree que el 'sofagate' del viaje a Turquía ha dañado la imagen de la UE

Mecenas     socio tecnológico Microsoft

9 de abril de 2021. El portavoz del Parlamento Europeo, Jaume Duch, dijo en ‘NEF Online’ que ha provocado un “daño a la imagen de la UE” el llamado 'sofagate' del viaje a Turquía, en referencia a que la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von Der Leyen, no pudiera sentarse en el lugar que le correspondía por protocolo durante una audiencia oficial.

En un encuentro organizado por Nueva Economía Fórum, Duch se pronunció así sobre la polémica generada por este episodio, que ha llevado al primer ministro de Italia, Mario Draghi, a llamar “dictador” al presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan.

El incidente tuvo lugar durante la visita que este martes realizaron a Turquía Von Der Leyen y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel. El episodio se produjo en una audiencia que Erdogan dio a los dos dirigentes europeos, que fueron recibidos en una sala con dos sillas juntas y dos sofás. El presidente turco se sentó en una de las sillas y Michel en la otra, lo que obligó a la presidenta de la Comisión a colocarse en uno de los sofás, a cierta distancia de los otros dos dirigentes.

A este respecto, Duch opinó que lo ocurrido ha provocado “un daño a la imagen de UE” y que por ello el Parlamento Europeo va a invitar a Von Der Leyen y Michel para que expliquen sus versiones de lo sucedido.

“INVOLUCIÓN” EN TURQUÍA

El portavoz de la Eurocámara indicó que es difícil determinar si el hecho de que no se diera a la presidenta de la Comisión Europea el lugar que le correspondía por protocolo fue porque las autoridades turcas “tendieron una trampa” a los representantes de la UE o todo fue “culpa” de los servicios de protocolo.

Añadió que otra reflexión que cabe hacer es que Turquía sigue siendo candidata oficial a ingresar en la UE, pero que en la actualidad parece “impensable” que esta admisión pueda llevarse a cabo, dada la “involución” que se ha producido en este países en cuanto a valores democráticos.

También aludió a que también puede abrirse un debate sobre “quién representa a la UE en el exterior”, cuestión sobre la que dijo que su opinión es que debe estudiarse la “fusión” de la Presidencia de la Comisión Europea y del Consejo, de forma que los ostente una única persona.