Fórum Europa con el Padre Ángel García, Presidente de Mensajeros de la Paz

El Padre Ángel pide a los políticos “que vayan” a las colas del hambre: “No son actores de cine”

Mecenas    

MADRID, 29 de marzo. El presidente y fundador de Mensajeros de la Paz, el padre Ángel García, pidió a los políticos en el Fórum Europa “que vayan” a las colas donde las personas más vulnerables van a recoger comida. “No son actores de cine. Son de verdad, van con su bolsa a pedir un poco de comida. Es como si quisiéramos negar los llantos de los ucranianos”, comparó.

Así se explicó durante su intervención en este evento organizado en Madrid por Nueva Economía Fórum, después de que el presidente de Cáritas, Manuel Bretón, le preguntase por la oportunidad de los informes como el que recientemente ha publicado Foessa y que muestra que once millones de personas estaban en exclusión social en España en 2021.
 
“Son informes incómodos, pero que no crean que somos adversarios porque decimos lo que no les gusta a veces”, señaló el sacerdote, que también recordó que en otras etapas “algún ministro” aseguró que la Iglesia mentía con los datos de la pobreza. “La iglesia tiene que decir siempre la verdad, aunque a veces duela, también critican al Papa”, prosiguió.
 
El sacerdote también insistió en la necesidad de crear un “ministerio de la soledad”, reclamó que ha formulado en varias ocasiones a los gobernantes. “Hay muchas más personas que se mueren por estar solo que por muchas enfermedades. Podemos vivir sin comer o beber, no sin que alguien que te quiera. La pandemia nos ha enseñado mucho. Muchas personas han muerto solas. Lo más importante es querer y besar”, aseguró.
 
En la sociedad, continuó, “hay muchos problemas” como el paro, “pero el mayor es la soledad”. “Lo dijo el presidente de la ONCE a los diputados, el problema de ustedes es que no se quieren”, recordó, haciendo suyas esas palabras de Miguel Carballeda a los parlamentarios. “El problema de esta sociedad es que nos queremos poco”.
 
El presidente de Mensajeros de la Paz aseguró que él hace lo que hacía Teresa de Calcuta. “Acaricio a los pobres”. “Cuando quieres a las personas se te rompe el corazón, pero sientes una felicidad infinita. Darle la mano a alguien no hay cosa más grande. Algunos somos unos privilegiados. Cuántas personas hay a las que no las besan nunca y pasan días y días”, lamentó.
 
HOMENAJE
 
Entre los asistentes estuvieron representantes de la política, los sindicatos, organizaciones sociales y del ámbito religioso, y también refugiados ucranianos. Algunos de ellos tomaron la palabra para homenajear al padre Ángel.
 
La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, recalcó que el sacerdote “destila cariño, solidaridad y empatía con todos los que sufren”. “El padre Ángel ha demostrado que somos una comunidad” que “será tan fuerte como sea el más débil de sus ciudadanos”, en la que el sacerdote, según la política asturiana, es “un referente” y en cuyo “equipo” quiere estar “siempre”. “Me has destrozado”, respondió el sacerdote.
 
El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, confesó que el sacerdote le entregó “una imagen de la Santina” (la Virgen de Covadonga, patrona de Asturias) y puso en valor el “trabajo de fondo” que hace el cura de San Antón, “no sólo en Ucrania”. García respondió que “rezar no es sólo decir padrenuestros y avemarías, es lo que hacen muchas instituciones y ong” y comentó que el anterior secretario general del sindicato, Cándido Méndez, acude de vez en cuando por su parroquia. “El dice que no, pero yo creo que va a rezar”, bromeó.
 
“Las ong debemos de ser colaboradores y llegar donde no llegan las administraciones públicas” y “pedirles el bienestar social”. “Ser incómodo no es ser mala persona”, agregó el padre Ángel.
 
El presidente de Unicef España, Gustavo Súarez Pertierra, también presente en el evento, dijo que las iniciativas que hace el padre Ángel “no sobran para nada en este mundo sujeto a tantas pulsiones”, y que el presidente de Mensajeros de la Paz “interpela a la humanidad y pide solidaridad”.
 
EMBAJADOR DE SOLIDARIDAD
 
En la presentación, el presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón, definió al sacerdote como “una embajada de solidaridad y humanidad”. “El padre Ángel es una buena persona que ha resuelto su vida en ayudar a los demás. Se dice pronto, pero es una práctica difícil que requiere voluntad y valor”, destacó.
 
La alcaldesa de Gijón, Ana González, también acudió al evento donde se mostró “impresionada” por la “sencillez” de García. “Cuentas la guerra en Ucrania como el que sale de casa por la mañana y convivir con el horror y la pobreza extrema no te paraliza, no te contamina, estás siempre en el lado de seguir adelante para que las personas también puedan salir adelante”, dijo. “Hay personas que tenéis tan inoculada la bondad y lo transmites con sencillez que nos hacen sentir a los demás que somos capaces”, aseguró.
 
El cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, agradeció a su “amigo” Ángel que sea “profeta”. “Por las obras los conoceréis”, señaló con una cita bíblica. También puso en valor el trabajo del sacerdote asturiano el obispo presidente en Iglesia Anglicana España (IERE), Carlos López Lozano. “Gracias por trabajar juntos, a pesar de que tengamos ideas y visiones diferentes”, dijo.
 
A modo de cierre, tomó la palabra el doctor José Abad, en nombre de los mecenas del encuentro, Solaria y Asisa, para incidir en que el protagonista representa “toda una vida dedicada al ser humano, desde la infancia a la soledad”. “Que sigas teniendo proyectos es apasionante con la edad que tienes”, concluyó.

Evento relacionado: