Iñigo Urkullu en el Fórum Europa

El líder nacionalista asegura que Ibarretxe tratará de negociar con el nuevo gobierno antes de convocar una consulta en Euskadi

Con el patrocinio de BT, Red Eléctrica de España y Asisa

MADRID, 15 de febrero. El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, aseguró hoy que tanto la formación que representa como el lehendakari, Juan José Ibarretxe, trasladarán al gobierno que se forme tras las elecciones del 9 de marzo su voluntad de diálogo antes de convocar una consulta soberanista en el País Vasco. Urkullu hizo esta manifestación en el Fórum Europa, organizado por Nueva Economía Fórum, donde aseguró que lo primero que harán los nacionalistas vascos será explicitar al nuevo Gobierno su "voluntad de llegar a acuerdos y a hacer política desde el diálogo y el respeto a la bilateralidad".

"Quien opte por este camino", aseguró en referencias a una posible colaboración parlamentaria y apoyo a la investidura del próximo presidente del Gobierno, "podrá contar con nuestro apoyo para gobernar".

Ese diálogo será, en todo caso, previo a la convocatoria de cualquier consulta popular sobre el autogobierno de Euskadi. Insistió, además, en que estas elecciones son generales y no un plebiscito sobre la hoja de ruta del lehendakari. La aspiración del PNV en este caso es "consolidar un grupo parlamentario propio en el Congreso y en el Senado".

Tras los comicios de marzo, el PNV pondrá sobre la mesa compromisos concretos sobre traspaso de las 37 competencias pendientes y reivindicará la normalización en la convivencia política. Será dentro de ese marco donde Ibarretxe intentará un acuerdo para desarrollar la Constitución española y buscar una vía que permita una consulta a los ciudadanos vascos.

"Tanto el PNV como el lehendakari tenemos voluntad política para alcanzar un acuerdo. Está aún pendiente que quien gane las elecciones tenga esa misma voluntad", sentenció. En todo caso, "si no se quiere alcanzar un acuerdo con el pretexto de ETA, nosotros no admitiremos derecho de veto y tendremos que tomar otros caminos".

REFERÉNDUM

Urkullu no puso fecha ni detalló el contenido de la consulta que pretende llevar a cabo Ibarretxe, aunque explicó que existe la capacidad de convocar consultas desde los municipios, que no tienen validez jurídica.

Acusó de defender sus intereses políticos a los que tratan de confundir el concepto de consulta popular con el de referéndum y afirmó que "la disposición a alcanzar un acuerdo político debería ser previa a cualquier consulta".

Sobre el eventual apoyo del PNV al futuro Gobierno español, Urkullu dijo que el vencedor "podrá contar con nosotros si apuesta por una refundación del Estado".

En ese sentido, recordó el planteamiento hecho esta semana por Galeuscat, que agrupa a CiU, PNV y BNG, para que el nuevo Ejecutivo se comprometa a reformar el Senado y el Tribunal Constitucional y a dar participación efectiva a las comunidades autónomas ante al Unión Europea.

Lo que advirtió es que ya no habrá "cheques en blanco" para el PSOE de Zapatero, que "ha gobernado a golpe de encuesta y está aplicando las mismas recetas que Aznar".

En ese sentido, dijo que durante la pasada legislatura han sido los nacionalistas los que "le hemos sacado las castañas del fuego a un gobierno zarandeado por la derecha" y que por todo pago se ha limitado a extender "cheques sin fondos".

Evento relacionado: