Fórum Europa Tribuna Catalunya con el conseller de Presidencia y portavoz del Govern

El Govern no cree que Rajoy tenga “altura de miras” para negociar un referéndum antes del 1-O

Patrocinado por         

BARCELONA, 15 de septiembre. El consejero de la presidencia y portavoz del Gobierno de la Generalitat de Cataluña, Jordi Turull, confesó hoy en el ‘Fórum Europa. Tribuna Catalunya’ que “no son optimistas” respecto a la carta que han remitido al Rey y al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, pidiendo diálogo antes del 1-O, pero que “queríamos que quedara constancia por escrito”.

“Me temo que si no han tenido altura de miras, a quince días vista no (las) tendrán; ojalá nos equivoquemos”, dijo Turull en el citado encuentro informativo organizado en Barcelona por Nueva Economía Fórum, donde explicó que la carta, que firman los representantes de “las instituciones más importantes del país”, es decir, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont; el vicepresidente del Gobierno catalán, Oriol Junqueras; la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, “explicita que (la oferta de diálogo) es sin condiciones”.

En cuanto a la posición del rey Felipe VI, el dirigente independentista criticó que “si con lo que está pasando y pasará en Cataluña, el Jefe de Estado no mueve ni un papel, deja muy claro cual es su función”. Y sobre por qué piden un referéndum acordado a pesar de afirmar que no es ilegal, adujo que responde a cuestiones de “comodidad para los ciudadanos” ya que, comparándolo con las separaciones matrimoniales acordadas, éstas resultan “más sencillas y más fáciles”.

CERTIFICADOS “INSULTANTES”
Preguntado acerca de la carta que ha remitido al Ministerio de Hacienda el vicepresidente Económico de la Generalitat, Oriol Junqueras, negándose a rendir cuentas semanales sobre el Fondo de Liquidez Autonómico, el portavoz del ejecutivo catalán ha defendido: “Justificaremos lo que tengamos de justificar del FLA pero no de las maneras ni las condiciones ni los términos que se nos exige. Nos hacían hacer unos certificados de unas cosas absolutamente ridículas”. En este sentido, afeó que se les escrutaba si transferían dinero para el referéndum, por ejemplo, desde el banco de órganos y tejidos o del instituto oncológico. Son “cosas insultantes -protestó- y hemos dicho basta”.

Evento relacionado: 

Galería