"Fórum Europa. Tribuna Euskadi" con don Denis Itxaso, Delegado del Gobierno en el País Vasco

El Gobierno ve al País Vasco en unas “circunstancias inmejorables” para la captación de fondos europeos

Mecenas   Assistència Sanitària        socio tecnológico  Microsoft   

Viernes, 30 de abril. El delegado del Gobierno en el País Vasco, Denis Itxaso, sostuvo en el 'Fórum Europa. Tribuna Euskadi’ que esta región se encuentra en “unas circunstancias inmejorables” para la captación de los fondos europeos que llegarán en los próximos meses a España.

En un acto organizado de forma telemática por Nueva Economía Fórum, Itxaso celebró la “oportunidad de oro para lo que hemos estado anhelando desde hace tiempo” que se brinda con la llegada de los miles millones del fondo Next Generation de la UE y que España articulará a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia aprobado por el Ejecutivo central.

En este marco, explicó la importancia que se le da a la digitalización y a la apuesta por la transición ecológica y tranquilizó que “Euskadi está en unas circunstancias inmejorables".

Explicó que se debe a que “es un territorio fuertemente industrializado porque muchas de sus empresas vienen haciendo esa reflexión desde hace tiempo y la digitalización no es una novedad para muchos de los sectores que están arraigado en Euskadi, que conocen el rumbo que tienen que seguir para seguir profundizando en esa línea”.

A su juicio, la transición verde "es una realidad en muchas de las empresas establecidas en Euskadi” y “todas ellas está ya con ese chip y esas claves”. Aseguró que "todas esas líneas de subvención que se van a abrir con estos fondos son convocatorias a las que muchas de las empresas vascas van a poder presentar proyectos solventes y ejecutables en un tiempo cierto”.

El presidente de la organización empresarial guipuzcoana Adegi, Eduardo Junkera, que consideró “conveniente que fondos lleguen a las empresas cuanto antes”, se interesó por los sectores receptores y las condiciones que impone la UE para el envío de estos fondos.

Itxaso afirmó que “tenemos que salir de cierta confusión sobre las condicionalidades” porque, “a diferencia de la anterior crisis”, la UE “no plantea una serie de condiciones a cumplir sin las cuales no van a liberar las ayudas”, sino que “es el propio Gobierno el que se ha autoexigido reformas”.

En este sentido, destacó entre las “reformas” que se van a acometer con esta “oportunidad” brindada por los fondos la de “mejorar y contribuir a la reindustrialización”, pasando por una nueva ley de Industria.

En respuesta a las preguntas del empresario Iñaki López Gandasegui, Itxaso comentó que las convocatorias para optar a esos fondos saldrán antes una vez que el plan en su conjunto esté aprobado por la Comisión Europea (lo que se espera para junio) y que será también entonces cuando se conozca en su conjunto.

También trasladó que los próximos tres, cuatro y cinco años van a ser “claves para dar paso de gigante y ser competitivos” y que, desde el Ejecutivo serán “todo lo didácticos y pedagógicos posibles para explicar las cosas” y para ejercer esa “labor de acompañamiento a las empresas” en el aprovechamiento de los fondos.

En el foro también participó la secretaria general de CCOO de Euskadi, Loli García, con quién Itxaso compartió que el “diálogo social es una herramienta fundamental” y que “buena muestra de ellos son las herramientas y recursos” puestos duranta esta pandemia.

No obstante, indicó que hay que “seguir modernizando la negociación colectiva para que tengan la legitimidad plena” las nuevas medidas que se aborden en el marco de la reforma laboral, en la que marco que uno de los objetivos es “reducir la precariedad”.

En esta línea, reconoció que aún queda “mucho trabajo por hacer” pero mostró “confianza” en que el Gobierno tiene capacidad para revertir los “aspectos más lesivos que generaron y aumentaron las brechas de desigualdad también entre los trabajadores”.

Itxaso apostó por la “la actitud de diálogo y de alcanzar acuerdos”, y “reclamó confianza” en las instituciones para el desarrollo del fondo, “porque si no hay cohesión social no va a haber crecimiento, ni estabilidad”.

“Ese convencimiento tiene que llevar a las grandes potencias vayan poco a poco virando, porque si no el malestar de la vida pública se va a seguir acentuando y no nos lo podemos permitir, porque eso luego lleva luego a que la gente compre respuestas facilonas, en clave demagógica y populista”, reflexionó.