Teresa Ribera en el Fórum Europa

El Gobierno licitará "en breve" la conexión de las desaladoras levantinas

Bajo el mecenazgo de Banco Sabadell, Cabify y Asisa

MADRID, 9 de abril. La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, anunció este martes en el Fórum Europa que la Confederación Hidrográfica del Segura licitará “en breve” la interconexión de las plantas desaladoras gestionadas por la sociedad estatal Acuamed (Aguas de las Cuencas Mediterráneas) en el área levantina, especialmente en Alicante, Murcia y Almería, provincias donde suele llegar agua del trasvase Tajo-Segura. El objetivo es duplicar el agua desalada en 2022.

Ribera indicó en este desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum en Madrid que el agua desalada es “un bien estratégico para España” y que la capacidad de desalación de las plantas que gestiona su departamento es ahora de 462 hectómetros cúbicos (hm3) al año, con la previsión de llegar a 700 en 2021.
 
Además, apuntó que su objetivo es duplicar la producción de agua desalada, al pasar de los actuales 270 hm3 a más de 500 hm3 en 2022, con una especial consideración al área levantina, “quizá el punto crítico” en este aspecto.
 
Ribera comentó que “hasta ahora el agua desalada y el agua reutilizada se consideraban recursos no convencionales”, lo que indicó que “no es así”, y consideró “fundamental avanzar en la interconexión de las desaladoras para que el agua pueda llegar a los territorios y para los usos que la necesiten lleguen más allá del lugar donde se produce”.
 
Subrayó que el “objetivo básico” es “la optimización de la gestión” de las desaladoras para que distribuyan agua “en zonas regables independientemente de la procedencia” de este recurso.
 
“Debemos mejorar esas interconexiones. En esa línea, la Confederación Hidrográfica del Segura licitará en breve el proyecto de interconexión de plantas gestionadas por Acuamed a fin de optimizar la circulación de los volúmenes asignados a los usuarios de abastecimiento y regadío vinculados a las provincias de Alicante, Murcia y Almería, quizás las más complejas”, sentenció.
 
Con ello, Ribera indicó que se creará “una malla de conexiones” a partir de los canales ya existentes para que “el agua desalada llegue a donde se necesite, más si cabe en aquellas zonas donde los acuíferos están sobreexplotados y es necesario recuperarlos”.

Evento relacionado: 

Galería