Elías Bendodo en Tribuna Andalucía

El Gobierno andaluz cree que la salida de Teresa Rodríguez de Podemos era "previsible”

Bajo el mecenazgo de Asisa

SEVILLA, 14 de febrero. El consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo, aseguró este viernes que la salida de once diputados andaluces, encabezados por Teresa Rodríguez, de las filas de Podemos “era lo previsible” y con ello “la izquierda parece que se fragmentará" en la región, "con las consecuencias electorales que eso tiene”.

Bendodo hizo estas declaraciones durante su participación en el 'Fórum Europa. Tribunal Andalucía', organizado por Nueva Economía Fórum en Sevilla, donde expresó su “respeto” a las decisiones orgánicas en otros partidos tras la separación pactada de Podemos y los Anticapitalistas. 
 
Además, aseguró que el Gobierno autonómico formado por PP y Ciudadanos en la Junta de Andalucía es “el más andalucista de la historia”, algo que quiso recalcar “ahora que estamos oyendo que van a surgir nuevos andalucismos”, en referencia a la posibilidad de que Teresa Rodríguez forme un nuevo partido de corte nacionalista regional.
 
Explicó que “cuando se ponen los intereses de Andalucía sobre los del partido, se es andalucista, y cuando se ponen los intereses del partido por encima de los de Andalucía, eso es socialismo”. Insistió en que “los andalucismos de boquilla están muy bien, pero andalucismo es apostar por nuestra tierra y poner por encima las necesidades de los andaluces por encima de las del partido”.
 
Preguntado por la relación con la oposición, aseguró que “hay más diálogo que nunca”, cosa que en su opinión se evidencia en el desbloqueo de la renovación de los órganos de extracción parlamentaria (la RTVA, el Consejo Audiovisual, el Defensor del Pueblo y Cámara de Cuentas) la cual llevaba años paralizada. 
 
También en que el Ejecutivo ha asumido enmiendas de todos los grupos parlamentarios a los presupuestos regionales para enriquecerlos, frente a un PSOE que en la Junta “estoy convencido que ni leía, que tiraba al cubo de la basura” las que planteaban los populares, puesto que no aceptó ninguna cuando las planteó.
 
Por último, señaló que en el PSOE “los interlocutores han cambiado” con el cambio de portavoz y se mostró esperanzado en que “el diálogo sea igual de fructífero”.  No obstante, considera que en la actualidad, “no hay una buena oposición” por parte del PSOE porque “están a otras cuestiones”, en la crisis política porque sus líderes “pasarán a la historia por haber perdido” la Junta de Andalucía, a lo que se suma “la crisis judicial”, por lo que les pidió “tino”. 
 
Por lo que respecta al Gobierno andaluz de coalición conformado por PP-Cs, declaró que funciona como un gran equipo y que “no hay fisuras”. En cuanto a la relación con Vox, indicó que “somos tres partidos distintos pero hay más cosas que nos unen que nos separan”.

Evento relacionado: 

Galería