Fórum Europa con Hamadi Yabali

El ex primer ministro Yabali baraja presentarse a la Presidencia de Túnez

Patrocinado por         

MADRID, 11 de febrero. El ex primer ministro de Túnez, Hamadi Yabali, señaló hoy en el Fórum Europa que baraja presentarse a las próximas elecciones presidenciales en su país, dentro del proceso democrático que se ha iniciado después de la aprobación de la Constitución.

En el acto informativo organizado por Nueva Economía Fórum, Yabali dijo que en su país hay que “buscar consensos” porque vive un periodo de transición y se debe “rebajar la disputa política”.

Se debe obviar la disputa partidista y crear ambiente de democracia y seguridad y a partir de ahí seguir al juego de la oposición y la mayoría, “pero eso no toca ahora”, aseguró Yabali. En este sentido, reconoció que todavía no ha decidido si se presenta a las elecciones porque reconoce que lo “otro que más le atrae es descansar” aunque tiene presente en el otro lado de la balanza el “espíritu del deber”.

Bernardino León, enviado especial de la Unión Europea para el Mediterráneo Sur, describió a Yabali como el “Mandela tunecino” porque estuvo 16 años en prisión por defender la libertad.

En su cariz de buscador de consensos, Yabali señaló que si finalmente opta por presentarse a la Presidencia de Túnez lo hará para gobernar en nombre de todos los tunecinos e impidiendo que ningún partido resulte como ganador y se imponga al resto ya que, destacó, la “situación es tan frágil y tan delicada” que requiere que caminen todos unidos a un mismo fin.

En su intervención, agradeció a España que en 1988 le acogiera como refugiado político cuando querían ejecutarlo en su país y subrayó que gracias a ello hoy está “gozando de la libertad”.

Por ello, ensalzó la labor que se está acometiendo en Túnez y animó a que la Unión Europea siga apoyando la situación en esta región ya que, a su juicio, “debemos mirar al futuro desde el enfoque de que no podemos construir el espacio mediterráneo sin que nos deshagamos del espíritu de la hegemonía y de la dominación”.

Pese a los avances que reconoció que se han dado en su país, dijo que “todavía no se puede cantar victoria” porque a ello se suma que hay “demasiadas cosas en juego en nuestra región”.

Aunque reclamó el apoyo de los “amigos europeos”, dijo que no quieren “limosnas” sino que la Unión Europea debe participar en este proceso y tender la mano a la orilla sureña del Mediterráneo y ello pasa, primero, por ayudar a Túnez.

Por último, el ex primer ministro tunecino resaltó que el bienestar en Europa pasa por el bienestar de la región y, ello, en parte por la revolución tunecina y por superar los “errores de Egipto”.

Galería