El Co Presidente de Los Verdes-Alianza Libre Europea, en el Fórum Europa

El eurodiputado verde Cohn-Bendit advierte contra un proyecto de Estado basado en una "identidad vasca"

Cree que todos los habitantes del País Vasco deberían pronunciarse en votación sobre la "relación democrática" con Madrid

MADRID, 8 de febrero. El Co Presidente del grupo Los Verdes-Alianza Libre Europea (ALE) en el Parlamento europeo, Daniel Cohn-Bendit, se pronunció hoy durante su intervención en el Fórum Europa plataforma de debate organizada por Nueva Economía Fórum, con la colaboración de Europa Press y el patrocinio de ING Direct, British Telecom y Somersen, en contra de cualquier intento de crear un Estado vasco basado en una "identidad vasca" y alertó de que "en el mundo de hoy la noción de pueblo es muy peligrosa". Afirmó sin embargo que si lo que hay es un "problema de relaciones democráticas entre la región y el poder central en Madrid, hay que arreglar ese problema democráticamente".

Cohn-Bendit Aunque abogó por "ser prudente", se declaró a favor de un "diálogo con la gente razonable del País Vasco y de una vez por todas encontrar una solución política que pase por una votación", de todos los habitantes del País Vasco en la que decidan "lo que debe ser la democracia necesaria entre el Estado central y la región".

A su juicio, la cuestión de "quién vota" es el "gran problema" en el País Vasco, "si hoy hubiera una votación en el País Vasco sobre separación sí o no". Si votan todos los habitantes, dijo, jamás saldrá el sí, y "si hay que demostrar que se tiene sangre vasca para votar, ahí empieza el racismo".

El eurodiputado verde --alemán nacido en Francia y apátrida hasta los 18 años-- afirmó que él preguntaría "al pueblo vasco qué quieren de un País Vasco, para qué un País Vasco". "¿Para entrar en la UE? Ya estáis en la UE. No cambiaría nada", manifestó. En la misma línea, opinó que los responsables europeos "no están locos" y no querrían plantearse aceptar "un Estado más" al mismo tiempo en que se está abriendo la puerta a la integración de los nuevos Estados balcánicos.

"Hoy hablar de pueblo vasco, francés, alemán, es aberrante", señaló Cohn-Bendit, haciendo hincapié en que Europa es "una suma de sociedades más o menos abierta" y, en el mundo actual, llena de inmigraciones y emigraciones.

En este sentido, explicó que el Gobierno roji-verde alemán ha cambiado la ley de nacionalidad de modo que si "antes era alemán quien tenía sangre alemana", ahora es alemán quien ha nacido en suelo alemán. "Toda ideología de la sangre es una ideología nazi, es una ideología racista", manifestó.

En su opinión, el derecho a hablar una lengua o la defensa de una autonomía "son ideas políticas defendibles" pero "en el mundo de hoy la noción de pueblo es muy peligrosa". "No creo que hoy el mundo moderno vaya hacia la separación, división, subdivisión de países, sino a superar la noción de pueblo y de Estado nación, que se abre a un Estado cosmopolita", dijo.

Cohn-Bendit expresó en el acto su respaldo a la Constitución europea. El 'sí exigente' ha sido la postura del grupo Verdes-ALE en la Eurocámara. Del grupo forma parte Iniciativa Per Catalunya Verds, que ha pedido el 'no' en el referéndum español.

Evento relacionado: 

Galería