Fórum Europa con el príncipe Mansour Bin Khalid Al Farhan Al-Saud

El embajador saudí urge a actuar de manera "firme" contra la acción "destructiva" de Irán

Bajo el mecenazgo de       

MADRID, 22 de noviembre. El embajador de Arabia Saudí en España, príncipe Mansour Bin Khalid Al Farhan Al-Saud, llamó este viernes a la comunidad internacional a actuar conjuntamente de manera "firme" contra la "amenaza" que representa para la seguridad mundial la acción "destructiva" de Irán.

Así se pronunció el embajador saudí en un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum en Madrid, en el que comentó que Irán debe sustraerse de "interferir" en los asuntos internos de otros países de Oriente Medio, una región en la que dejó claro que "todos queremos la paz".
 
No obstante, proclamó la importancia de que Irán "deje de enredar" en la región para conseguir su estabilización, al tiempo que acusó al país persa de haber retomado la actividad de su programa nuclear militar, que representa un "peligro" y una "amenaza" para la seguridad mundial.
 
Por ello, urgió a la comunidad internacional a actuar conjuntamente de manera "firme" para frenar la acción "destructiva" iraní, cuyos efectos se sienten, a su juicio, en países como Líbano y Yemen. Esto le sirvió para destacar que la "política de apaciguamiento" con Irán "no funciona y no funcionará".
 
El embajador defendió el compromiso humanitario de su país en Yemen, un país que vive un conflicto armado como consecuencia de la caída en 2014 del presidente Abd Rabbuh Mansur al-Hadi, que motivó que el 25 de marzo de 2015 una coalición de países encabezada por Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos interviniese a petición de aquél para instalar en el poder al gobierno  reconocido internacionalmente.
 
Desde ese momento, organismos internacionales y ONG acusan a ambos bandos -huzíes y coalición- de cometer violaciones de derechos humanos.
 
En ese sentido, el jefe de la misión diplomática en Arabia Saudí explicó que su país ha aportado 40 millones de dólares en ayuda humanitaria en Yemen, que han redundado en la puesta en marcha de 500 proyectos de los que se han beneficiado seis millones de yemeníes, especialmente mujeres y niños.
 
A su vez, comentó que su país apuesta por una "salida política" al conflicto a partir de las distintas resoluciones adoptadas por el Consejo de Seguridad de la ONU que instan al diálogo entre los distintos actores políticos de Yemen. También, dijo, apoya los diálogos de paz mantenidos en Estocolmo (Suecia).
 
A pesar de ello, avisó de que en Yemen hay misiles que apuntan al territorio y a infraestructuras saudíes, una amenaza de la que su país se defenderá, sin menoscabo de su compromiso en aras de la paz y de la estabilidad en la región.
 
 

Galería