El candidato de Podemos a la Xunta advierte de que Feijóo se irá a Madrid aunque gobierne

Mecenas Asisa, Cabify y socio tecnológico Microsoft

26 de junio de 2020. El secretario general de Podemos Galicia y candidato de Galicia en Común a las elecciones autonómicas, Antón Gómez-Reino, advirtió en 'NEF Online' que su rival del PP y actual presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, “no acabaría la legislatura” aunque pudiera gobernar tras los comicios, porque su proyecto es “hacer política a nivel estatal”.

Lo hizo en su intervención en la edición telemática del evento informativo que organiza Nueva Economía Fórum, donde subrayó que esto “es bueno ponerlo sobre la mesa” antes de que los gallegos vayan a votar.

Frente a la perspectiva de un Gobierno de Feijóo en posible “coalición con la extrema derecha” que sería “enormemente preocupante para los derechos sociales y las libertades”, con el agravante de las “diferencias sistemáticas” que ha mostrado el PP con sus socios en Madrid y Andalucía, Gómez-Reino ofreció un tripartito de PSdeG, BNG y Galicia en Común, que sería “un Gobierno con tres almas y una cabeza”.

El candidato de Galicia en Común dijo que en esta comunidad hay una “enorme tradición de gobiernos de coalición”, donde éstos están “normalizados” como en los países europeos, y en este sentido propuso a sus eventuales socios lanzar “un decálogo” de las que serían sus prioridades para “dar certidumbre y estabilidad a los gallegos”. En la misma línea, se mostró a favor de un Ejecutivo tripartito incluyendo al BNG, no de uno con sólo los socialistas que se apoye puntualmente en los votos de los nacionalistas gallegos.

Gómez-Reino apeló a la “movilización del bloque de izquierdas”, pues en los últimos procesos electorales generales y municipales ha habido “una mayoría clara” de votos de ese espectro ideológico. Con ellos, espera formar un “Gobierno contando con todos”, frente a un modelo, el del PP, del que estima que “se dirigió a determinados intereses”.

Según planteó, “el próximo Gobierno tiene que hacer una defensa inquebrantable de los servicios públicos”, que se han revelado un ”elemento de cohesión imprescindible”, y también reactivar la economía, en particular la industria, y recuperar derechos sociales, civiles y democráticos. Además, apostó por afrontar el reto climático e impulsar una economía sostenible, así como por respetar el patrimonio y acabar con la brecha digital.