Durante su participación en el Fórum Europa

El arzobispo emérito de La Habana evita pronunciarse sobre los presos políticos en Cuba

Patrocinado por BT, Asisa y Red Eléctrica de España

MADRID, 10 de mayo. El cardenal Jaime Ortega Alamino, arzobispo emérito de La Habana, evitó pronunciarse este miércoles, durante el Fórum Europa, sobre los presos políticos en Cuba y en torno al papel de la Iglesia Católica en este país durante los años más duros del Castrismo, después de que una periodista le preguntara al respecto y él manifestara “no voy a responder”.

La pregunta en este evento, organizado por Nueva Economía Fórum, se interesaba por el “tibio papel de la Iglesia Católica en la defensa de los Derechos Humanos y libertades en la mayor parte de la dictadura castrista” y por el número de presos políticos contabilizados, a lo que Ortega dijo que no daría respuesta porque “no entra realmente en este ámbito”.

Tampoco se pronunció sobre la posibilidad de alcanzar el derecho al sufragio universal en Cuba porque, explicó, “no es mi ámbito realmente” y no considera ser “el hombre político que tiene que hacer estos juicios”.

Sí se manifestó, en cambio, sobre el proceso de paz en Colombia y sus negociaciones con las FARC, las cuales se han venido celebrando en La Habana. “Ha sido un buen acuerdo porque se logró la paz”, aseguró. En este marco, añadió que “no queda más remedio en la vida que elevar el perdón a una categoría de convivencia internacional para el bien de las relaciones”.

También abordó la situación en Venezuela y reclamó una llamada “al diálogo” y “al encuentro”, ya que “la iglesia puede rezar, que es importante, pero también llamar a la conciliación”.
 

Evento relacionado: 

Galería